Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Miles de personas reclamaron justicia por Micaela García en Plaza de Mayo

Agrupaciones estudiantiles y políticas de distintas corrientes, así como ciudadanos independientes, formaron parte de la movilización que se inició a las 18 en el centro de la ciudad de Buenos Aires y que se sumó a otras por el mismo motivo en el país durante los últimos días.

Miles de personas reclamaron justicia por Micaela García en Plaza de Mayo

Miles de personas se sumaron esta tarde a la convocatoria en Plaza de Mayo, viralizada por las redes sociales, en reclamo de políticas más activas en la lucha contra los femicídios y justicia por la muerte de Micaela García, la chica de 21 años hallada asesinada el sábado pasado en Gualeguay.

Agrupaciones estudiantiles y políticas de distintas corrientes, así como ciudadanos independientes, formaron parte de la movilización que se inició a las 18 en el centro de la ciudad de Buenos Aires y que se sumó a otras por el mismo motivo en el país durante los últimos días.

Entre las pancartas, carteles y cánticos que se repartieron en la plaza pudieron leerse frases como: ‘Quiero dejar de preguntar si seré la próxima‘; ‘Yo marcho hoy para que mañana no marchen por mí‘; ‘Todas somos Micaela‘; ‘Nos falta Mica‘; ‘Vivas nos queremos‘; ‘Disculpen las molestias, nos están matando‘; ‘Mica, serás nuestro motor de lucha‘; y ‘Respeto, conciencia y amor‘, entre otras.

‘Vinimos porque queremos manifestar nuestra impotencia de sentir que todos los días vivimos con miedo, indignadas de que a veces pareciera que a nadie le importa que mujeres mueran violentamente todos los días, cuando debería ser algo prioritario‘, expresó a Télam Maite, una de las asistentes a la movilización.

Junto a ella estaban Mariana y Vanesa. Las tres forman parte de un grupo de folclore de mujeres que asisten a todas las movilizaciones femeninas desde el primer Ni Una Menos en 2015.

‘Más allá del pedido de justicia por Micaela, creemos que este tipo de marchas construyen un cambio cultural que, a la larga, logrará a que dejemos de ’vivir perseguidas’ porque tenemos que tomar un taxi a la madrugada o atentas a que no nos toquen en un transporte público‘, afirmó Mariana.

También hubo muchos hombres entre los presentes, que hicieron propia la lucha que las organizaciones feministas instalaron en en la agenda pública desde hace años.

‘Somos cada vez más los que nos damos cuenta las cagadas que nos estamos mandando‘, afirmó Pablo, estudiante universitario que destacó que ‘el patriarcado nos afecta a los dos géneros‘ y que la diferencia es que ‘las mujeres se dieron cuenta antes‘.

El juez Carlos Alfredo Rossi, quien liberó al presunto autor del femicidio, Sebastián Wagner, condenado a nueve años de prisión por dos violaciones anteriores, fue otro de los apuntados en la marcha y para el que los manifestantes pedían la destitución.

A diferencia de otras movilizaciones de este tipo, esta vez hubo una primacía de agrupaciones estudiantiles por sobre la de partidos políticos.

‘El hecho de que Micaela fuera militante universitaria nos tocó de cerca y fue un gran convocante para muchos de nosotros‘, dijo a esta agencia Josefina Mendoza, presidenta de la Federación Universitaria Argentina (FUA).

‘El reclamo por justicia no sólo interpela al gobierno, sino a la sociedad en general. Estas marchas son una forma de dar mayor visibilidad a un problema que, en lo que va del año, ya se cobró la vida de más de 60 mujeres‘, remarcó la dirigente estudiantil.

Pese a ello, dejó en claro que es necesario impulsar con mayor vigor la Ley de educación sexual integral, el registro de femicidas y violadores, dotar de mayor jerarquía al Consejo Nacional de la Mujer y declarar la emergencia nacional por violencia de género, entre otras medidas.

‘Junto al gobierno nacional deben ir los gobiernos provinciales. Muchas mujeres del interior del país están aún más desprotegidas que nosotras‘, concluyó Julieta Valmaggia, secretaria ejecutiva de la FUA.

Agrupaciones de izquierda como AyL, Izquierda Socialista, Pan y Rosas, Nueva Izquierda y PTSU, y otras como Nuevo Encuentro, Movimiento Evita y Patria Grande también se hicieron presentes en la Plaza de Mayo.