Milei: “Si fuera Sturzenegger, renunciaría hoy mismo

El economista definió como “deplorable la decisión del Gobierno de correr las “metas de inflación y lamentó que la política le haya vuelto a ganar “a la racionalidad económica .

La decisión del Gobierno de correr las metas de inflación influyó con fuerza desde bien temprano. Por un lado, el dólar sumó una nueva jornada con tendencia alcista, consiguió una nueva marca histórica y concluyó por encima de los 19 pesos por unidad para la venta. Por otro, varios economistas dejaron en claro sus posiciones al respecto. En ese contexto, Javier Milei, criticó con dureza el anuncio y argumentó los motivos por los cuáles la administración de Mauricio Macri se equivocó al implementarlo.

-¿Cree debilita al Gobierno esta modificación de las metas de inflación?

- Desde mi punto de vista es una medida deplorable. Concretamente implica un avance de la política sobre el Banco Central. Este Gobierno solamente había reconstituido dos instituciones. Una, es el Indec y la otra, el BCRA independiente. Entonces ahora, en rigor, es la manifestación de un avance de la política por sobre la entidad. Es decir, triunfaron los irracionales en materia de política económica sobre la gente idónea. Por otro lado, el discurso de apertura que hizo (el jefe de Gabinete) Marcos Peña fue deplorable. Concretamente, dijo “la intención del Gobierno es bajar la inflación porque es un impuesto que golpea a los más vulnerables . Sin embargo, toda la conferencia de prensa tuvo que ver con subir la meta de inflación. Con lo cual demostró que es un incoherente.

- ¿Cómo queda parado Federico Sturzenegger luego de este anuncio?

-Después del anuncio, acaban de dinamitar la reputación que había logrado ganar desde que asumió como presidente del BCRA. Al dinamitarse su reputación, pierde credibilidad como banquero central y, por lo tanto, si yo estuviera en sus zapatos, presentaría mi renuncia de manera indeclinable. Porque además la señal es que cada vez que no cierren los números fiscales, vas a ir contra el BCRA.

¿Al correr los números de inflación, cree que en un futuro el Gobierno puede llegar a conseguir algún hándicap positivo?

No. De esto no va a salir nada positivo. La base por la cual se toma la medida es porque el Presupuesto tenía una inflación de 15,7 y el BCRA, una de 10. Entonces, el Presupuesto es irresponsable fiscalmente. Los ingresos dependen de la eficiencia recaudatoria, el nivel de actividad y la inflación. Los gastos, son compromisos que uno toma. Por lo tanto, si el Banco Central alcanzaba la meta, aumentaba el déficit fiscal. Lo cual muestra una irresponsabilidad de la Jefatura de Gabinete en materia de política fiscal, a partir del desequilibrio que tenemos. Ese es el primer punto. El segundo punto tiene que ver con un argumento técnico. Con gente con expectativas racionales, como es el caso argentino, cuando la tasa de inflación observada está por debajo de la esperada, hay una caída de la actividad y del nivel de empleo. Entonces si la Jefatura de Gabinete coordina las expectativas en el 15,7% y el BCRA trabajaba con una inflación del 10%, vos llevás a hundir la actividad económica. Otro punto, es que con el esquema monetario que utiliza el Banco Central, al coordinar las expectativas en un nivel de inflación más alto, eso genera que se expanda la cantidad de dinero -por voluntad de los individuos-, y termine convalidando una inflación más alta. ¿Qué buscó entonces hacer con esto? Eliminar la discrepancia entre la inflación esperada y la inflación objetivo del BCRA para que no caiga el nivel de actividad económica. Esa es la lógica de la medida. Eso significa que hay un BCRA politizado. Así que perdió credibilidad y no podrá bajar la inflación. ¿Por qué? Al haber avanzado la jefatura de Gabinete sobre el BCRA poniéndole una meta de inflación más alta van a presionar para que baje la tasa de interés. Y cuando esto ocurra, la gente va a empezar a salir de las Lebacs y se va a consolidar una corrida contra la moneda, es decir, irán a comprar dólares. Con lo cual habrá inflación y devaluación, por caída en la demanda de dinero.

- ¿Luego de estas medidas, cómo cree que cierra la administración de Mauricio Macri este 2017?

- El Gobierno cierra el año con una pésima noticia. La única forma que puede salir bien lo de las Lebacs sería si la economía creciera y las cuentas públicas mejoraran, de modo tal, que hacia adelante la demanda de dinero crecería y uno podría desarmar las posiciones en Lebacs sin impacto inflacionario. Sin embargo, este anuncio muestra que cuando al Gobierno no le cierren los números, van a ir sobre el BCRA, con lo cual la gente no va a querer tener dinero ya que sabrán que serán estafados con la inflación. La contracara de esto es que el dólar empezará a subir y entonces los que tienen que hacer inversiones se las van a pisar. Esperarán que salte el tipo de cambio para invertir, con lo cual se resentirá el nivel de actividad económica. El Gobierno lo hizo para levantarla. No sólo no lo va a lograr sino que además tendrá más inflación. De esta forma, inexorablemente, estamos peor de lo que estábamos ayer.

- ¿Cómo cree que serán los primeros tres meses de 2018?

- En principio, no veo que con estas medidas las expectativas puedan ser coordinadas adecuadamente. El nivel de actividad económica está desacelerándose y estas medidas, en lugar de contribuir de manera positiva, están contaminando negativamente. Lo que dicen es que la política le volvió a ganar a la racionalidad económica. Y por ende volvió a perder la gente contra la corporación política. Siembre el sector privado es el que crea riqueza y si vos lo castigás más, vas a estar peor. El sector público lo único que hace es destruir valor. No en vano, en los últimos 40 años, duplicamos el peso del sector público en la economía con el verso de la “justicia social y sextuplicamos la cantidad de pobres. Con lo cual, estas medidas, de Cambiemos no tiene nada sino que es “populismo cool , “socialismo amarillo o “kirchnerismo de buenos modales .

Tags relacionados

Más de Economía y Política