Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Milani y Sbatella, otros dos ex funcionarios "K" en el ojo de la Justicia

El militar sigue muy complicado por la acusación en su contra por enriquecimiento ilícito. Al ex hombre de la Unidad antilavado lo responsabilizan por usurpar su viejo cargo

El ex jefe del Ejército César Milani

El ex jefe del Ejército César Milani

El ex jefe del Ejército César Milani y el ex titular de la UIF José Sbatella tuvieron ayer sendos reveses en la Justicia federal, en el marco de causas en su contra por presunto enriquecimiento ilícito y supuesta usurpación de autoridad, respectivamente.
En el caso de Milani, el fiscal federal Jorge Di Lello pidió una tercera pericia, esta vez a cargo del cuerpo de contadores de la Corte Suprema, sobre la situación patrimonial del ex jefe del Ejército. Fuentes judiciales informaron que así lo reclamó el fiscal al juez federal Daniel Rafecas, luego de dos informes contables que se realizaron en la causa: uno confeccionado por la Prefectura Naval Argentina y el otro por la Procelac.
Ante dudas que quedaron pendientes de ambos informes y para profundizarlos, Di Lello pidió que se le dé intervención a la defensa y que intervenga el cuerpo de Peritos Contadores de la Corte. La denuncia se originó en 2013 a partir de un informe periodístico al que luego se le sumaron otras de varios legisladores, y está a cargo de Rafecas y Di Lello.
En su informe, la Procelac evaluó las declaraciones juradas presentadas por Milani entre 2001 y 2012, los bienes e importes declarados ante registros públicos, la evolución patrimonial y nivel de ingresos. Del informe se dejó constancia de las declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupciín y la AFIP. En la del 2012, Milani declaró unos $ 50.75 por bienes muebles, dinero en efectivo por $ 2.500 y u$s 60.000, así como depósitos bancarios por $ 10.246,20 y u$s 491,75.
Los ingresos declarados por Milani en 2012 como subjefe del Estado Mayor del Ejército fueron de $ 217.727,89 y los bienes inmuebles constaban de una casa de 1150 metros cuadrados ubicada en la calle O’ Higgins 3636 en San Isidro y cuyo valor de adquisición en 2010 declaró por $ 1,5 millón. En la denuncia se hizo hincapié en esa propiedad y el fiscal Di Lello puso en duda la operación: Milani dijo que la compró a $ 1,5 millón luego de vender una propiedad, pero para el acusador eso fue posteriormente y no antes.
En paralelo, el ex titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) durante el kirchnerismo José Sbatella fue imputado porque supuestamente habría alegado ser funcionario casi una semana después de haber renunciado a su cargo. Fuentes judiciales informaron que el presunto hecho habría ocurrido el jueves 17 de diciembre del año pasado cuando la UIF habría ingresado un escrito con la firma de Sbatella en la causa sobre presunto lavado de dinero, en el marco de un caso de adecuación a la Ley de Medios.
Sin embargo, Sbatella había renunciado a la UIF el viernes 11 de diciembre, un día después del traspaso de gobierno. La imputación contra el ex jefe de la UIF fue hecha por el fiscal federal Ramiro González por el supuesto delito de "usurpación de autoridad, título y honores", que el Código Penal castiga con un mes a un año de prisión y hasta dos años de inhabilitación para ocupar cargos públicos. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral debe impulsar la causa.
Según se desprende del dictamen conocido, la causa se inició a raíz de la extracción de testimonios dispuesta por el juez federal Claudio Bonadio, que sustancia una causa por presunto lavado de activos derivada de la cuestión de la adecuación de la Ley de Medios. Sbatella fue procesado la semana pasada por el juez federal Luis Rodríguez por "violación de secretos", debido a la difusión de datos vinculados a investigaciones que el ente realizaba sobre empresas.