Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Mientras el justicialismo discute lista de unidad, Randazzo presiona

Intendentes y La Cámpora volvieron a reunirse para debatir la estrategia. En tanto, el ex ministro insiste en competir y sumó a Alberto Fernández como jefe de campaña.

Mientras el justicialismo discute lista de unidad, Randazzo presiona

En el prólogo electoral, el ‘reunionismo’ no se detendrá hasta el último minuto del cierre de listas. Anoche, el peronismo bonarense orgánico, que supo juntar en la misma mesa a ortodoxos con intendentes renovadores (del cafierismo, no del massismo) más el kirchnerismo sobreviviente de La Cámpora, discutía en la sede del Frente Nacional Peronista de San Telmo (casa Néstor Kirchner) si ir a internas o negociar una lista de unidad. Horas antes, como previendo esa cumbre, Florencio Randazzo se reunió con los diputados díscolos del Bloque Justicialista para reafirmar sus intenciones de competir en las PASO (tal vez contra Daniel Scioli) que no hubo en 2015.

En esa mesa, a la que sentaron Oscar Romero y Diego Bossio, entre otros, según se informó por gacetilla, coincidieron en "la importancia" de que los candidatos sean "elegidos democráticamente", con el objetivo de "ordenar el peronismo y avanzar en su reconstrucción". "¿‘Unidad’ es que la lapicera la vuelva a tener (José) Ottavis?", ironizan, en un menos diplomático off, los randazzistas.

No sólo eso: el ex ministro del Interior y Transporte cristinista ya hasta tiene un jefe de campaña en mente. Y no es es un desconocido: se trata del ex jefe de Gabinete K, Alberto Fernández, equilibrista con aspiraciones a legislador nacional de un conglomerado PJ porteño y su aún afiliación al Frente Renovador bonaerense, si bien viene tomando distancia desde la formalización de la sociedad entre Sergio Massa con Margarita Stolbizer. Ambos ex funcionarios se vieron ayer en el Palacio Raggio, búnker de la tropa ferroviaria, al mediodía, según reveló Clarin.com, para sellar el entendimiento.

Randazzo acelerará por estos días su propio raid para forzar una competencia interna. Hoy será el anfitrión, en el Hotel NH, del segundo encuentro organizado por su mesa con jefes comunales del interior provincial. Precisamente desde éstos impulsaban ayer la postura de habilitar una competencia. A contramano de la pretensión de los caciques del Conurbano, que postulan en el debate de San Telmo una única boleta por temor a lo que ocurrió dos años atrás.

No obstante, en un mensaje salomónico, fuentes partidarias aclaraban ayer que "Randazzo puede estar tranquilo que va a poder competir", como para descartar la reedición del 2015. Pero el debate interno existe, como quedó demostrado en este tercer encuentro, luego de las dos reuniones que se habían realizado en la casa del diputado Juan Cabandié, en Caballito; que incluyó en la última a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que ahora volvió a reavivar la posibilidad de su candidatura en su gira europea tras descartarla. Como "Plan B" se asomaba una eventual postulación de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, aunque ya pareció bajarse al declarar: "Quisiera quedarme con mi gente y mi pueblo, y en la función que cumplo".