Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Michetti: “Hubo un respaldo a no seguir con el populismo”

Así analizó el resultado de las elecciones del año pasado. Y defendió la política de derechos humanos “no sólo ligada al pasado” sino de dar “una oportunidad para desarrollar su proyecto de vida”.

Michetti: “Hubo un respaldo a no seguir con el populismo”

El evento Argentina Summit se pregunta “¿Hemos cambiado?”, organizado por The Economist. Para Gabriela Michetti, “lo que cambió fue que una gran cantidad de población” respalda el modelo, según dice observar en los sondeos y el resultado de las últimas elecciones. En su exposición, la vicepresidenta defendió además una política social basada en oportunidades, más que en el clientelismo.

“Lo que sentimos en las elecciones de octubre es que hubo un respaldo a no seguir con el populismo, las demagógicas, las mentiras y la ficción”, dijo. “El estado de situación de la gente desde el punto de vista económico no es el mejor pero la gente decidió que hay que hacer el esfuerzo de salir del sistema de serrucho”, agregó por la suba y baja del PBI.

Lo que preocupa al Gobierno, sostuvo, es evitar la vuelta a las políticas demagógicas que generan crisis: “No hacer ajustes bruscos donde la cuestión social y política no pueda sostenerse y volver a un Gobierno que no puede dar la solución y volver al populismo”.

La normalización y el costo del gradualismo

En la apertura, Michael Reid, editor senior de The Economist para América latina y España, consideró que frente al escepticismo que observó en el primer evento, el año pasado, este año ve “avances en este camino gradual hacia la estabilización y la normalización”, al considerar la caída de la inflación, la economía creciendo y “un Estado que hace más con menos”.

“Se ha logrado esto con una paz social a groso modo y con esta sostenibilidad política”, agregó Reid.

Pero alertó sobre el costo del gradualismo, “que los beneficios lleguen tarde también”.  Y afirmó que un riesgo evidente es que “la población siga creyendo y financiar el gradualismo”, ya que “la era de dinero barato que ha durado diez años está terminando y hay muchos nubarrones geopolíticos de distinto tipo”.

En diálogo con Michetti, le consultó por el “enfoque no clientelista” en la política social.

La vicepresidenta resaltó la política de derechos humanos “no sólo ligados a la memoria del pasado” sino en la de dar “una oportunidad para desarrollar su proyecto de vida” y “aportar sus atributos a la sociedad”.

“Se está trabajando en educación y en políticas sociales ligadas a las oportunidades. Los planes sociales que eran sólo transferencias económicas, que es perjudicial para la política social exitosa, se está transformando en planes sociales en una ayuda a la salida de la pobreza”, afirmó.

Y explicó que hay 60.000 personas con planes sociales que se están transformando en capacitación o trabajo en el municipio donde viven “pero generando contraprestación para que esa persona salga de la situación de pobreza”.