Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Micheli y Yasky meten presión a las tres CGT para apurar un paro nacional

Micheli y Yasky fueron los oradores del acto frente a Plaza de Mayo: reclamaron unidad para llamar a un paro

Micheli y Yasky meten presión a las tres CGT para apurar un paro nacional

La ausencia de las tres CGT sumada a la lluvia y el frío de la tarde porteña debilitaron el nivel de convocatoria de la marcha que encabezaron ayer las dos CTA con el respaldo de agrupaciones políticas del kirchnerismo y la izquierda, algunos gremios cegetistas y diversas organizaciones sociales en repudio al veto presidencial a la ley antidespidos y el rechazo a los aumentos de tarifas. Sin embargo, la multitud que acompañó la movilización sirvió a los líderes de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, y de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, para meter presión sobre el trío cegetista para avanzar en el llamado a un paro nacional conjunto contra la administración de Mauricio Macri.


"Hacemos un llamamiento a los demás sindicatos, a las demás centrales: hay que construir un paro nacional, hay que parar el ajuste con un paro poderoso de todas las centrales", lanzó Micheli al abrir el acto desde un escenario montado de espaldas a la Plaza de Mayo, donde culminó la marcha que había arrancado un rato antes con una concentración en 9 de Julio y Avenida de Mayo. Bajo una molesta llovizna, el jefe de la CTA Autónoma admitió las diferencias que separan a las cinco centrales sindicales, pero insistió en la necesidad de avanzar en la "construcción de la unidad", como la que posibilitó la masiva protesta conjunta del último 29 de abril.


Minutos después Yasky retomó la apuesta por el desafío que representa la "unidad en acción" de los diferentes espacios sindicales, pero su discurso privilegió la línea de la crítica hacia la gestión macrista. "Acá se gobierna para los que tienen dinero, para los que son parte de la Sociedad Rural, parte de la banca financiera, de las empresas, y al pueblo se le da la espalda", acusó el dirigente y, en un directo mensaje al Presidente, advirtió: "Señor Macri: hay que abrir los ojos y ver que el país se está movilizando, hay hambre en la Argentina y hay un tarifazo que no mide el costo social".


Junto con las columnas de manifestantes de los gremios de las dos CTA también marcharon ayer afiliados de diversos sindicatos nucleados en alguna vertiente cegetista, como los casos de bancarios, telefónicos de Foetra, aceiteros o docentes privados de Sadop. Incluso, dirigentes como Víctor Santa María (Suterh), miembro de la conducción de la CGT oficial de Antonio Caló, compartió el escenario del acto junto a Micheli, Yasky, el ferroviario Rubén Sobrero, el docente Roberto Baradel y otros gremialistas de las dos CTA.


Entre la multitud que colmó la plaza se ubicaron las columnas de las Madres de Plaza de Mayo y de diversas agrupaciones kirchneristas, que portaron pancartas pidiendo por la "vuelta" de las ex presidenta Cristina Fernández y denunciando la multiplicación de los despidos. También varias agrupaciones de izquierda sumaron y organizaciones sociales sumaron su participación en la mar cha, que durante la tarde provocó complicaciones en el tránsito en la zona céntrica de la ciudad.