Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Michael Power: "Un gobierno puede endeudarse hasta un cierto punto"

Michael Power es un estratega de Investec Asset Management que estudia como los cambios en la economía global crean oportunidades para inversiones. Habló ayer sobre el "efecto Trump" en la decimoséptima Conferencia Internacional de Inversiones, organizada por Compass Group, un bufete de inversionistas especializados en Latinoamérica en Buenos Aires.
Antes de las elecciones estadounidenses en 2016, Power dio su perspectiva franca en una entrevista en el podcast financiero The Money Show: "Hilary Clinton es sumamente calificada. Donald Trump no es". Después de la sorprendente victoria de Trump y la recuperación del mercado que lo siguió, Power advirtió que el repunte podría ser el comienzo de una peligrosa burbuja. Igual ayer repitió que los inversionistas interesados en acciones estadounidenses tienen que ser "extremadamente cuidadosos".

Ayer, cuando terminó la conferencia El Cronista lo entrevistó.

¿Cómo se puede explicar el avance del populismo global en los últimos años?
Yo diría que la democracia está en peligro. Su capacidad de crear un exceso está restringida por cuestiones de demografía y productividad. Las poblaciones de los países desarrollados están envejeciendo y las demandas que hacen del estado siguen creciendo. Hasta un cierto punto un gobierno puede endeudarse para cubrir esas demandas, pero hay límites. Llega un punto en que ya no puede cumplir y eso frustra al pueblo. Donald Trump es una reflexión de esa frustración.

¿Cree que Trump puede resolver las frustraciones del pueblo estadounidense?
Trump está atacando al enemigo equivocado. La población estadounidense siente que sus vidas han sido desordenadas por la globalización, pero en realidad la culpable es la tecnología. Es verdad que los Estados Unidos han perdido empleos de manufactura, pero siete de cada ocho de esos empleos se perdieron por la automatización. Deberían estar culpando a los robots, no a China o México. El problema es que en el pasado, la tecnología renovó las tareas de los trabajadores. Cuando Henry Ford inventó el auto, los conductores de carruajes dejaron de montar caballos y empezaron a manejar taxis. Ahora cuando Silicon Valley invente un auto que se maneja solo, todos los taxistas y camioneros quedan sin trabajo. Donald Trump ha ofrecido soluciones 'ingeniosas' como la construcción de un muro en la frontera con México, pero creo que solo van a empeorar el problema.

¿Veremos el mismo efecto de la tecnología en la Argentina?
Creo que Argentina como país está más seguro gracias a su gran industria agrícola. En general, la agricultura está protegida de la tecnología porque es difícil automatizar ese trabajo. Pero en las ciudades la situación económica se va complicar más. Allí los trabajadores estarán impactados por las mismas fuerzas globales de la automatización. Es preocupante porque Argentina es uno de los países mas urbanizados de Latinoamérica. (92% de la población argentina vive en ciudades, según el censo de 2010.)