Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mercedes D'Alessandro y su libro para derribar las brechas de género

La economista, que vive actualmente en Nueva York, recopiló datos que evidencian las brechas que aun existen entre varones y mujeres. De visita en Cronista.com, habló de la necesidad de una perspectiva feminista en la economía e hizo un balance del primer año de gestión de Mauricio Macri. 

 

 

En Argentina, 9 de cada 10 mujeres hacen las labores domésticas, trabajen además fuera del hogar o no, mientras que 4 de cada 10 varones no hacen absolutamente nada. En los años 60, solo 2 de cada 10 mujeres trabajaba fuera del hogar. Hoy son casi 7 de cada 10. Las millennials que entraron a la fuerza de trabajo en la última década, lo hicieron con más y mejor educación que sus madres y abuelas. Solo el 4% de las empresas a nivel mundial tienen CEOS mujeres y ellas tienen más probabilidades de ser señaladas como responsables de la crisis de las compañías. Datos, datos y más datos que dan cuenta de que, se mire por donde se mire, la brecha entre varones y mujeres está lejos de haberse cerrado.

La economista Mercedes D'Alessandro, doctorada en la Universidad de Buenos Aires, reunió todos los datos que dan cuenta de esa diferencia y editó, a través de Sudamericana, su primer libro: Economía feminista. Cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour).

D'Alessandro es una de las tres economistas fundadoras del blog "Economía Femini(s)ta", a través del cual lograron popularizar una mirada de género en algo tan impenetrable (en apariencia) como la economía.

Acabás de sacar tu primer libro y repasás muchos datos sobre la diferencia entre varones y mujeres. De todo eso que encontraste, ¿qué es lo que más te impactó?

- No sé si lo que más me impactó, porque es algo que ya venía trabajando, pero sí lo que más le impacta al que lee, es lo relativo al trabajo doméstico no remunerado (cuidar a los chicos, hacer las compras, limpiar, cocinar, etc). Es un dato muy fuerte: el 76% del trabajo doméstico no remunerado lo realizan las mujeres y este es uno de los factores claves de la desigualdad, porque explica también que las mujeres trabajen menos afuera del hogar, con empleos más precarios y eso significa que ganen menos también.

Y además está muy naturalizado...

- Exacto. Está tan naturalizado que cuando decís esto muchas mujeres dicen: "Claro, yo estuve todo el día cambiando pañales, cocinando, limpiando, llevando a mi tía o mi mamá al médico". Los varones hacen estas tareas, pero no de la misma manera. Hay un montón de cosas que están naturalizadas y creo que este es el dato que más le impacta al lector, porque hay una redistribución asimétrica de este trabajo. A pesar de que ya no vivimos como en los años 60 -en la fantasía de la ama de casa y el hombre proveedor-, sino que somos bastante más igualitarios en nuestras relaciones cotidianas, seguimos manteniendo esa distribución.

Otra cosa interesante que decís es que se sigue hablando del uso que la mujer hace de la tarjeta de crédito del marido, pero la gran mayoría tiene sus propias tarjetas

- Las mujeres movilizan casi el 80% de los consumos que se realizan en el planeta. Pero esto no quiere decir que la mujer es como la de la propaganda, que aparece como la gastadora compulsiva, sino que la mujer es la gobernadora del hogar, que es la que hace las compras. Incluso compran prendas de varones. Las mujeres deciden las compras de automóviles, de muebles, de electrodomésticos... Las mujeres aparecen como el estereotipo de una consumidora loca de zapatos, ropa y cosas superfluas, cuando en realidad tienen un poder de consumo muy grande pero que está puesto por el lugar que tiene dentro de la casa.

¿Por qué las mujeres no hablan de economía? ¿Por qué no hay mujeres en la economía?

- Es algo que me llamó la atención. Nosotras con Economía Femini(s)ta, el grupo que tenemos, empezamos a coleccionar paneles y empezamos a notar que hay muy pocas mujeres economistas mujeres hablando, no de economía feminista, sino de tipo de cambio, de la inflación, de la estructura productiva... Creo que las agendas de los medios están saturadas de varones y que cuando piden una recomendación el primero que se cruza por la cabeza es un varón. Y por otro lado también creo que hay mujeres que como no tienen tanta experiencia y no se han expuesto tanto, tienen miedo de salir y de equivocarse. 

Estamos en diciembre y empezamos a transitar el balance sobre el primer año de gestión de Mauricio Macri. ¿Cómo lo viste?

- Creo que fue un año bastante desencantador. No para el que no lo votó, pero sí para los que lo votaron, y creo, incluso para ellos mismos. Ellos tenían la expectativa de que, con la liberalización financiera que hicieron al principio, con las medidas que tomaron, estaban alisando el terreno para que vuelva a crecer y aparezcan los brotes verdes. Y estos brotes verdes no llegaron. La lluvia de inversiones no llegó, no pudieron controlar variables que eran objetivos como la inflación, que el Banco Central se propuso tener a fin de año en 25%. En cierta forma, creo que se encontraron con bastantes problemas, con problemas inesperados algunos y que no tienen que ver con la pesada herencia sino con una expectativa demasiado optimista de lo que iban a lograr con este cambio de imagen y de rostro del Gobierno frente al resto del mundo.

Leer más sobre el análisis coyuntural de Mercedes D'Alessandro

Más notas de tu interés

Comentarios3
Dammi Ochenta
Dammi Ochenta 24/12/2016 12:36:40

una cheta que vive en Manhattan y es ultra snob...queriendo representar a una madre de 25 años con 3 pibes de González Catán se lo toma como un juego. ¿por qué no se muda a un barrio pobre y ayuda a una madre soltera haciendole el puchero?

Eduardo Contreras
Eduardo Contreras 08/12/2016 04:39:41

pobre mercedes es horrible , con razon escribio ese libro , desde el resentimiento , igual que se puede esperar de alguien que alguna vez fue novia de kiciloff (que asco)

Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 08/12/2016 12:30:19

Mi mujer precisamente economista como yo, me acaba de decir: empiezo a hartarme del papel de victima que nos adjudican. No hay cosas mas interesantes que investigar y publicar- (Si lo dice ella que trabaja en el BID!!)