Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Menos pymes buscan emplear, pero 82% tiene problemas para reclutar

El 25% de las empresas buscó gente calificada y el 14%, no calificada. El 11%, universitarios. Los porcentajes bajaron, pero siguen los problemas para encontrar trabajadores

Menos pymes buscan emplear, pero 82% tiene problemas para reclutar

En un contexto de caída de la actividad industrial, que llegó al 4,6% el año pasado, fueron pocas las pymes manufactureras que intentaron contratar personal con respecto a las búsquedas durante los años de expansión económica.

Sin embargo, sigue alta la dificultad para que las empresas encuentren los trabajadores que buscan. Durante 2016, el 82% de las pequeñas y medianas empresas industriales que buscó contratar mano de obra calificada tuvo dificultad media-alta para reclutarla, mientras en 2005 ese porcentaje alcanzaba al 66%, según precisó un reciente informe de la Fundación Observatorio Pyme (FOP).

La información relevada a través de la Encuesta Estructural que anualmente realiza la entidad indica que durante 2016 la proporción de pymes industriales que buscó contratar operarios no calificados fue del 14% (versus 40% en 2010 y 65% en 2005), mientras que cerca del 25% demandó operarios calificados y técnicos no universitarios (contra 50% en 2010 y 63% en 2005). A su vez, la búsqueda de profesionales universitarios fue ejercida por el 11% de las firmas, cuando en 2010 y en 2005 había sido del 23% y 30%, respectivamente.

Esta reducción en el porcentaje de empresas que buscaron empleo respecto de años anteriores no llama la atención, ya que 2016 fue un año de caída de la economía (baja de 2,3%) y especialmente, de la actividad industrial.

A su vez, dentro de este sector, las pymes son las más afectadas. Sin embargo, la dificultad para contratar personal se mantuvo en niveles altos durante la última década, particularmente en la categoría más buscada (mano de obra calificada o técnica no universitaria).

Mientras que para ese tipo de empleo, el 82% de las firmas encontró problemas para reclutar trabajadores; en el caso de la mano de obra no calificada, el 37% de las pymes tuvieron dificultad media-alta para conseguir. En 2010, el porcentaje era similar, pero creció 10 puntos respecto de 2005, según el informe.

Respecto del personal universitario, que en 2005 denotaba una dificultad medio-alta para el 41% de las empresas, y en 2010 para el 68%, en la encuesta del año pasado la FOP amplió la información y consultó a las firmas sobre tres áreas de profesionales: ciencias exactas y naturales, ingeniería y otras. La primera es la que presentó menos problemas, con el 60% de las pymes con dificultad media-alta. En las otras dos, el porcentaje se elevó al 71%.

Por otro lado, el informe agrega que al contemplar la dimensión de las empresas, se confirma la hipótesis de que las pequeñas (10 a 50 ocupados) son menos propensas a demandar empleo que las medianas para todo nivel de calificación. Además, para las categorías de operario no calificado y calificado no universitario, se percibe la asociación directa entre tamaño y dificultad para hacerse de los recursos deseados.

"La proporción de firmas pequeñas que buscan pero hallan un grado medio-alto de dificultad para contratar mano de obra no calificada duplica a la fracción observada en las medianas, mientras que también se observa en las primeras mayores problemas para contratar personal calificado", señala el documento.

Ante esa desconexión entre el sistema educativo y el ámbito productivo, la FOP propone implementar la Ley 26.058 de Educación Técnica Profesional, promulgada en 2005 y que norma las prácticas de los alumnos de instituciones educativas técnicas en el ambiente laboral/productivo. Es necesario, advierten, implementar la norma y luego monitorear su desarrollo y resultados. Ello se vuelve mucho más necesario en el contexto actual en el que existen muchos recursos humanos fuera del mercado laboral.