U$D

DÓLAR
/
MERVAL

¿Menos ajuste? Dos escenarios sobre cuántos millones debe recortar el Gobierno

Según trascendidos, el Gobierno estima que necesita bajar el gasto en $ 300.000 millones para cumplir con el déficit del 1,3% del PBI acordado con el FMI. Pero ese número sería mucho menor según las proyecciones del IARAF.

¿Menos ajuste? Dos escenarios sobre cuántos millones debe recortar el Gobierno

La semana pasada, luego de una reunión de Mauricio Macri con los gobernadores radicales de Mendoza, Corrientes y Jujuy, trascendió que el ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, había recalculado el monto del ajuste fiscal para llegar al objetivo de 1,3% del PBI en 2019 y que, en lugar de representar 220.000 millones, el tijeretazo alcanzará los $ 300.000 millones de pesos.

En un detallado análisis de todo el cuadro fiscal (que se puede consultar completo al final de esta nota), desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) alertaron sobre la necesidad de "una discusión correcta" y estimaron que el monto del ajuste oscilaría entre $ 148.000 millones y $ 103.000 millones dependiendo de dos escenarios: uno en el que se mantiene el actual esquema de reducción de impuestos (es decir, que continúe el cronograma de baja gradual de retenciones a la soja y también los impuestos incluidos en la reforma tributaria) y otro en el que se suspenden esas reducciones, lo que permitiría robustecer los ingresos. 

"Partiendo del cierre fiscal de 2018 -dice IARAF-, debe proyectarse el próximo año. La reducción del déficit primario para alcanzar la meta del 1,3% del PBI debe ser de 1,4 puntos porcentuales del PBI", indica el informe.

Los dos escenarios

En el caso de que la administración nacional no suspenda la baja de impuestos, el monto del ajuste ascendería a 148.000 millones de pesos, debido a que los ingresos serán menores. Este es el escenario más probable si se toman en cuenta las declaraciones públicas de Macri, que le dijo hace 20 días a un productor de Tandil que "las retenciones no van a volver". 

En el caso contrario, es decir, si la administración nacional decide suspender la reducción de impuestos, el ajuste necesario sería de 103.000 millones de pesos

En ambos escenarios, hay variables comunes. Por un lado, que la administración nacional recibirá menores ingresos por coparticipación el año que viene debido a un mayor giro a las provincias por la devolución gradual del 15% que se destinaba íntegramente a Anses.

Por otro, se considera que el PBI nominal tendrá un crecimiento del 20% "en línea con la inflación y el nivel esperado de actividad económica real".

Y por último, que como el 58% del gasto se ajusta por inflación pasada (pensiones, jubilaciones y asignaciones), el esfuerzo fiscal se debe hacer por el lado de los gastos primarios no ajustables automáticamente por inflación (gastos de capital o subsidios económicos, por ejemplo).