Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Massa dice que competirá con Macri pero sumó 10 renovadores a Cambiemos

Desde los más conocidos como Adrián Pérez, a los menos resonantes como Daniel Arroyo, una decena de renovadores fueron nombrados en distintas administraciones

Diez días antes del ballottage que consagró presidente a Mauricio Macri, el renovador Sergio Massa ya comenzó a negar un (por entonces) co-gobierno con Cambiemos, desmentida que se extendió hasta ayer inclusive, una chicana reavivada por el viaje compartido a Davos. "No vamos a buscar cargos, si pasa que a alguno le ofrezcan algo y si personalmente lo quiere aceptar, dependerá de cada uno", sostuvo hace tres meses el ex candidato. No fue uno, ni dos, tampoco tres: hasta hoy, 10 integrantes de su Frente Renovador (FR) se sumaron al nuevo oficialismo, en las distintas administraciones macristas.

"Yo soy adversario político de Macri, no un enemigo", sentenció ayer el diputado, inaugurando la inusual categoría de "oposición light". No está solo; allí también se anotan, por ejemplo, peronistas como el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. En declaraciones al canal América, el tigrense desafió al mandatario: "Quiero que en 2017 le ganemos la elección (legislativa) y tengamos una propuesta mejor para la gente y que en 2019 le volvamos a ganar y podamos ser gobierno".

La aclaración no es casual, más allá de ser necesaria para delimitar el terreno luego de que el Jefe de Estado lo postulara para presidir el PJ. La hipótesis "Massa senador 2017" pero en una boleta avalada por la gobernadora María Eugenia Vidal es repetida en el peronismo bonaerense. Apartado él mismo de la renovación partidaria (entronizó al cordobés José Manuel de la Sota) pero también con las puertas cerradas del PJ, la evaluación de varios caciques territoriales es que por mutua necesidad, (ausencia de figuras de peso provinciales, Vidal; y de estructura sin el justicialismo, Massa) haya un inevitable acuerdo mutuo.

Como antecedente, los peronistas refriegan la aceitada alianza bonaerense entre el FR y Cambiemos. Se esbozó primero cuando Vidal le ofreció, a través de su ministro de Gobierno, Federico Salvai, la presidencia de la Cámara de Diputados al massista Jorge Sarghini.

El pacto de (co)gobernabilidad se reforzó con las asunciones como directores del Banco Provincia de Daniel Arroyo que, debajo de Felipe Solá, compitió contra la boleta de Vidal; y del ex intendente de Junín, Mario Meoni. Ayer se sumó otro massista a la mesa: el ex legislador provincial y abogado mediático Mauricio D’Alessandro. Otro D’Alessandro, en este caso Marcelo, que de funcionario macrista pasó a diputado nacional renovador y ahora volvió a la Ciudad como secretario de Seguridad porteño.

La inserción renovadora en la administración Vidal también llegó a una Secretaría: al frente de Derechos Humanos, cartera que aspiraba el vicegobernador radical Daniel Salvador, fue nombrado la semana pasada Santiago Cantón. El ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se sumó al FR en 2013.

Fuera de los organismos de control, que por ley le corresponden a la oposición, otro caso es el de Néstor Pulichino, que fue candidato a intendente renovador en Esteban Echeverría y hoy está al frente del OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible).

La lista sigue. El Secretario de Seguridad de Lanús, distrito ahora del macrista Néstor Grindetti, es el ex armador massista porteño Diego Kravetz. Más resonantes fueron las incorporaciones al ministerio del Interior nacional, llamados por Rogelio Frigerio, de Adrián Pérez, en cargado de la prometida Reforma Política, y del economista Ricardo Delgado. En tanto, el efímero presidente Ramón Puerta aguarda la aprobación de su pliego como futuro embajador en España. A pesar de su amistad con Macri, el ex gobernador misionero apoyó en las PASO a Massa.