Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Más de la mitad de lo que se paga por un 0 Km, son impuestos

Más de la mitad de lo que se paga por un 0 Km, son impuestos

En medio de una guerra de precios que están llevando adelante la gran mayoría de las marcas automotrices con la intención de sostener un mercado que viene arrastrando más de un año de caída, las empresas llegan a ofrecer los 0 KM a precios de fábrica, con rebajas de hasta $70.000, de 24 cuotas a tasas fijas o nulas, planes de ahorro con entrega inmediata o adjudicación asegurada a la segunda cuota.

Pero, mientras buscan sostener las ventas, la cadena de valor realizó un informe sobre la competitividad del sector el cual refleja que el 54,8% del valor de un auto nuevo fabricado en la Argentina es carga impositiva.
A la hora de desagregar la carga impositiva del 54,8%, el 32% lo soportan las terminales, el 15% los insumos, autopartes el 28% y la comercialización el 24 por ciento.

"Entre los impuestos el trabajo señala "algunos muy distorsivos como los ingresos brutos provinciales, las contribuciones sobre el trabajo, la tasa de seguridad e higiene y sellos; los que se acumulan en cascada no pudiendo eliminarse o compensarse", señala el trabajo.

Además, la cadena de valor –autopartistas, fábricas y concesionarios– señaló que los impuestos "distorsivos" que gravan la producción "se repiten a lo largo de la cadena" y piden la eliminación "para no exportar impuestos".