Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mario Poli: "Una foto con el papa Francisco no te hace vocero ni amigo"

El arzobispo de Buenos Aires encabezó la misa principal por las celebraciones de San Cayetano, donde leyó una carta que envió el papa y consideró que “el ideal de la Argentina como una gran familia está muy lejos de haberse alcanzado”.

Mario Poli:

La tradicional misa por el Día de San Cayetano culminó este mediodía con la homilía del Arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli, quien leyó la carta que el Papa Francisco le envió a los obispos la semana pasada, en la que se refiere a los índices de desocupación "significativamente altos".

Durante la misa aseguró que el acta de la Independencia firmada en Tucumán hace 200 años "sólo alcanzará su plena vigencia cuando la familia más postergada tenga casa digna y donde no falte el trabajo" y leyó una carta del Papa Francisco del 1° de agosto en la que su antecesor en el cargo advirtió sobre los "índices de desocupación significativamente altos".

Monseñor Poli destacó que el propósito del acta de la Independencia del 9 de Julio de no se cumplió todavía: "El ideal de vivir en la Argentina como una gran familia con fraternidad, solidaridad y bien común está muy lejos de haberse alcanzado, decimos los obispos. El Acta de Independencia alcanzará su vigencia cuando la familia más postergada tenga una casa digna para formar su hogar, donde no falte la educación, la salud y un trabajo digno y honrado para los padres".

Además, apuntó hacia quienes suelen pedir audiencias con el papa Francisco: "Ustedes saben. No se confundan. Una foto o un encuentro con el Papa no te hace vocero, amigo ni misionero si no practicamos los mandamientos de la compasión y la misericordia con el otro, que no es mi enemigo, sino mi hermano y mi semejante".