Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Marcó del Pont dice que para domar la inflación se "deprimió la demanda"

Un informe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), que preside Mercedes Marcó Del Pont, ex presidente del Banco Central (BCRA) entre 2010 y 2013, criticó la gestión actual al frente de la autoridad monetaria, al indicar que "la desaceleración en el ritmo de inflación reivindicada por la conducción económica aparece como un triunfo pírrico".
Entiende que la política monetaria actual no logró "domar las presiones inflacionarias", sino "deprimir la demanda y por esta vía disciplinar los precios y los salarios". Y advirtió sobre el levantamiento del cepo cambiario y su efecto en la dolarización excedente y en la declinación de las reservas en agosto.
"Las proyecciones oficiales indican que, si todo sale como ellos lo han planeado, la inflación de los últimos doce meses medida en marzo 2017, arrojará un 25%. Huelga recordar que éste era el indicador que durante años fue utilizado como la prueba fehaciente de la ‘impericia’ del gobierno anterior y sus equipos económicos", recordó.
Criticó a la gestión actual: "A contramano de lo que enuncia el discurso oficial, la política monetaria restrictiva ha resultado estéril para domar las presiones inflacionarias". Y explicó que la liberalización de las tasas de interés, el abandono de políticas de orientación del crédito y la sensible absorción de liquidez, impulsadas por el BCRA, condujeron a disminuciones en las distintas formas de demanda de dinero que resultan más agudas que las registradas tras la crisis internacional de 2008.
También advirtió acerca del rol procíclico de la política monetaria, debido al retroceso del crédito en términos reales: "El mecanismo monetarista para contener la inflación rinde sus frutos cuando logra deprimir la demanda y por esta vía disciplinar los precios y los salarios".
No está de acuerdo con que el BCRA incumpla su mandato de ocuparse de la economía real: "Al optar por impulsar ‘de hecho’ un régimen de metas de inflación, el BCRA está exacerbando las condiciones críticas de la economía argentina".
"Encerrado en una lógica neoliberal arcaica, el BCRA en pocos meses ha desactivado un conjunto de mecanismos que a lo largo de la última década, particularmente desde que implosionó la crisis financiera internacional, habían ampliado los espacios de política disponibles para enfrentar los shocks externos", declaró.
Además, opinó sobre la eliminación de todos los límites para la adquisición de moneda extranjera con fines de ahorro y su efecto en la compra de u$s 11.500 millones en el primer semestre y la caída de las reservas en agosto. "Se trata de una luz amarilla que se prende alertando sobre la creciente vulnerabilidad que esta dinámica le imprime al mercado cambiario".
Entiende que los déficits crecientes se cubren en gran medida con deuda externa: "No es sostenible en el tiempo".