Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Marchan hoy las dos CTA con apoyo K y de gremios de CGT por veto de Macri

Yasky y Micheli amenazaron con un inminente paro nacional

Yasky y Micheli amenazaron con un inminente paro nacional

Sin la adhesión de las tres CGT, que decidieron poner en suspenso la alternativa de profundizar su ofensiva contra la Casa Rosada, las dos vertientes de la CTA marcharán hoy juntas a la Plaza de Mayo para repudiar el veto del presidente Mauricio Macri a la ley antidespidos sancionada por el Congreso y reprobar el aumento de las tarifas y su impacto sobre los salarios.

La protesta sumará el apoyo de diversas organizaciones sociales, legisladores y agrupaciones el kirchnerismo y fuerzas políticas de izquierda, a la par del respaldo individual de sindicatos que en lo formal revistan en las expresiones cegetistas, como bancarios y aceiteros, que también anunciaron un cese de actividades para participar de la movilización.

Sin embargo, por la ausencia de las centrales que comandan Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo la demostración de fuerza marcará cierto retroceso respecto de la masiva marcha del último 29 de abril, cuando las cinco entidades confluyeron en un acto único para exigir al Gobierno un freno a los despidos.

En la jornada previa a la protesta, Hugo Yasky y Pablo Micheli, los líderes de la CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma, definieron la convocatoria como un paso más en la estrategia de lucha sectorial para enfrentar las políticas de la administración macrista y advirtieron que profundizarán esa ofensiva con el anuncio de un próximo paro nacional. “Tenemos que parar la motosierra del ajuste”, graficó Yasky sobre el sentido de la manifestación.

A su vez, Micheli remarcó que la decisión de la marcha fue tomada porque “había que dar una respuesta a los trabajadores” ante el avance de los despidos y los incrementos de las tarifas de los servicios públicos y el transporte, aunque evitó polemizar con sus pares del trío cegetista que rechazaron sumarse a la protesta y patearon para adelante la discusión de una eventual huelga nacional. “Más temprano que tarde ese paro se va a hacer”, aseguró.

La protesta de hoy arrancará a las 15 con una concentración en Avenida de Mayo y 9 de Julio y desde allí los gremios de las dos centrales marcharán hacia Plaza de Mayo. Allí se sumarán las columnas de trabajadores de la Asociación Bancaria (AB), sindicato que integra la CGT de Caló y anunció un cese de actividades desde las 14, y la Federación gremial aceitera, otra organización nucleada en la central moyanista, que dispuso un paro general de la actividad durante toda la jornada.

También anunciaron su participación en la marcha referentes de Foetra, la seccional La Matanza de la UOM, la CGT regional zona norte; fuerzas políticas de izquierda y organizaciones sociales, representantes de pymes y de clubes de barrio, además de los bloques legislativos y agrupaciones que responden al kirchnerismo.