Manifestantes se cruzaron con la Policía y agredieron al juez Otranto en Esquel

Incidentes entre manifestantes y policías federales, que incluyeron forcejeos, insultos y pedradas, se produjeron ayer por la tarde en la puerta del juzgado federal de Esquel ante la inesperada salida del juez Guido Otranto, quien fue apartado semanas atrás de la investigación del caso Maldonado, antes de que se designara a Gustavo Lleral como nuevo juez.

La salida de Otranto del juzgado fue acompañada por dos cordones de seguridad que formaron efectivos policiales, con escudos y armas de fuego, que se apostaron sobre la salida lateral del edificio que da a la calle San Martín.

Este despliegue llamó la atención de una quincena de manifestantes que estaban congregados en la puerta del juzgado desde la mañana.

Apenas se abrió la puerta del juzgado los manifestantes se abalanzaron sobre el magistrado, chocando con los policías y arrojando piedras que rompieron algunos vidrios del edificio, mientras otros pateaban y golpeaban la camioneta que esperaba al magistrado.

El incidente apenas duró unos segundos, hasta que el vehículo que trasladó a Otranto dejó el lugar, y todo retornó a la calma, ante lo que los policías volvieron a ingresar al juzgado, donde realizan una custodia con relevos permanentes.

Lea también

Más de Economía y Política