Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Malcorra ya preside el Mercosur en medio de un escándalo con Venezuela

La canciller Delcy Rodríguez interrumpió la reunión en la que Malcorra se hizo cargo de la presidencia del bloque. Antes acordó negociar con Europa, India y Japón

Malcorra se mostró visiblemente molesta por el escándalo con Venezuela

Malcorra se mostró visiblemente molesta por el escándalo con Venezuela

La Argentina asumió la presidencia rotativa del Mercosur durante la XI reunión extraordinaria del Consejo del Mercado Común, que transcurrió signada por disturbios de militantes que, fogoneados por la presencia de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, exigieron la reincoporación del país petrolero a la unión aduanera.

La canciller Susana Malcorra fijó la agenda del bloque para el primer semestre de 2017 con sus pares del Brasil, José Serra; del Paraguay, Eladio Loizaga, y del Uruguay, Rodolfo Nin Novoa. No así con Rodríguez, a quien intentó frenar en su intención de venir al país y por quien, finalmente, debió correr el cronograma del encuentro oficial.

Mientras los ministros de los países fundadores formalizaban el traspaso de mando, la canciller venezolana, apostada afuera del Palacio San Martín junto con su par boliviano, David Choquehuanca, exigía que se le permitiera entrar a la sesión. Una vez concluida la reunión de cancilleres, Malcorra le permitió el acceso. Durante más de una hora, ambas mujeres intercambiaron posiciones que no llegaron a buen puerto.
La Argentina sostuvo que los bolivarianos incumplieron más de 200 instrumentos fijados en el protocolo de adhesión al Mercosur, de 2012, lo que justifica el cese de su participación, mientras que Venezuela rechazó esos elementos y aseguró haber orientado su legislación a las normas Mercosur.

Fuera de los legalismos y tal cual dijo Malcorra, "existe un problema" con Caracas por su "posición antipódica" a la vinculación con otras comunidades económicas, el objetivo de máxima de la Argentina.
Sin acuerdo, Rodríguez se retiró de la Cancillería y se encontró durante la tarde con diputados del PJ-FPV, que respaldaron el reclamo de Caracas, y luego brindó una conferencia en el Instituto Patria, el think tank de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El conflicto con Venezuela comenzará a tratarse en Montevideo, donde hoy acudirá Rodríguez para activar el mecanismo de resolución de controversias. De no haber avances en las "conversaciones directas", la disputa pasará a la intervención de un tribunal ad hoc.

En el tiempo en el que se les permitió sesionar, los cancilleres acordaron integrar equipos de negociación para "afrontar de manera coordinada" acuerdos comerciales con otros bloques económicos.
A partir del 1° de enero, se apresurarán las conversaciones con la Unión Europea y se darán los primeros pasos con Japón, Canadá, la India, la comunidad económica que integran Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein, algunos países del sur de África y China.

Los ministros convinieron reforzar el libre comercio intrarregional, armonizando y bajando barreras burocráticas, aprobaron nombramientos ciertos organismos y cuestiones presupuestarias. A pedido de la Argentina, se trabajará para facilitar la inserción de las pymes en el comercio internacional, con trámites más simples y la otorgación de prioridades en las compras de los estados.