Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Malcorra no irá al Congreso y recibió una lluvia de críticas

La ministra enviará a su vice a que explique el comunicado que firmó con Gran Bretaña. La oposición le reclamó que se tome licencia mientras busque presidir la ONU

Malcorra ayer expuso en la Asamblea Anual de Naciones Unidas

Malcorra ayer expuso en la Asamblea Anual de Naciones Unidas

En medio de la creciente polémica por la negociación con el Reino Unido respecto de las Islas Malvinas, la canciller Susana Malcorra finalmente no se presentará ante el Congreso la semana próxima para explicar el comunicado que firmó con su par británico, Alan Duncan. Así lo confirmó ayer la presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Elisa Carrió, quien mantuvo conversaciones con funcionarios de la Casa Rosada y luego señaló que ante ese cuerpo hablará el vicecanciller Carlos Foradori.

"Malcorra no va a estar el miércoles que viene. Hablé con el vicecanciller Carlos Foradori y me negué a recibirlo en privado pero le avisé que lo vamos a citar. Debemos escuchar las razones del Gobierno", pidió Carrió, tras leer una declaración conjunta de la comisión, que fue firmada ayer mismo y que será tratada en el recinto, para "reafirmar el rol insoslayable del Congreso" en cualquier negociación que involucre a las Islas Malvinas en cuanto a la pesca, los hidrocarburos, la navegación y la reafirmación permanente de la soberanía argentina sobre el archipiélago, contenida en la Constitución Nacional.

Durante la discusión, llovieron las críticas a Malcorra por su doble rol de canciller y postulante a presidir la Organización de Naciones Unidas (ONU). "Por una cuestión de prudencia, lo menos que puede hacer es pedir una licencia mientras sea candidata. Hay un conflicto de intereses palpable, latente, ni siquiera hay que explicarlo", subrayó el diputado Juan Manuel Pedrini (PJ-Frente para la Victoria). Su compañera Araceli Ferreyra coincidió: "A mí me hubiera gustado que sea una mujer y que sea argentina, pero no a costa de entregar Malvinas", destacó. José Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador) y Gustavo Fernández Mendia (bloque Justicialista), coincidieron en los cuestionamientos. Ningún diputado oficialista la defendió.

Los mismos bloques, además, valoraron la presidencia de Carrió y la felicitaron por haber puesto el temario en consideración en tan corto tiempo; aunque el PJ-FpV avisó que insistirá en escuchar a Malcorra. "Queremos a la canciller acá", reclamó Pedrini. Carrió le aseguró que, después del vicecanciller, las semanas siguientes la comisión mantendrá el debate y escuchará a ex combatientes y a expertos; aunque no precisó si participará Malcorra.

"Esto inicia la discusión, no la termina. Esto no es una reunión para calmar las aguas –aclaró la diputada–. El que sabe leer, entiende que por esta presidencia esos acuerdos no pasan", aseguró, en referencia a lo firmado entre la canciller y Duncan.

Sus pares de Cambiemos Mario Negri (UCR) y Eduardo Amadeo (PRO) defendieron, en cambio, el texto de la polémica. El radical cuestionó el "nacionalismo trucho" y pidió no "quedar atados a la nostalgia y el pasado en política exterior". El suyo fue uno de los pocos discursos confrontativos de la tarde, en una reunión en la que a pesar de los matices dominó el consenso y el objetivo común de reafirmar el reclamo de soberanía sobre las Islas.

Le respondió el massista Horacio Alonso. "Acá hubo impericia. Yo no soy un nacionalista trucho. Cuestionan el pasado para desatender el presente y el futuro", señaló. Para mantener un control sobre la cuestión, los diputados también acordaron reactivar el Observatorio sobre Malvinas, e incluir en la órbita de ese organismo parlamentario a la Antár tida y a las islas Georgias y Sandwich del Sur.