Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Malcorra: "Con el papa hablamos de la impunidad y la corrupción"

La ministra de Relaciones Exteriores habló sobre la audiencia entre el Sumo Pontífice y el Presidente de la Nación y la última que ella mantuvo ella con Francisco el lunes pasado. 

Malcorra:

La canciller Susana Malcorra fue invitada ayer a "La noche de Mirtha" para hablar, entre otras cosas, del encuentro que mantuvo en febrero con el Papa Francisco y Mauricio Macri. 

La ministra de Relaciones Exteriores, quien formó parte de esa comitiva que viajó a Roma y mantuvo una reunión días atrás con el Sumo Pontífice que duró una hora, contó: "Hablamos del mundo. Dijo cosas muy fuerte respecto a la falta de ayuda humanitaria en los mismos lugares donde las armas pasan sin control. Hablamos de los grandes conflictos, de la región y de la Argentina. El Papa es argentino y más allá de ser Papa no va a dejar se ser argentino. Está sumamente preocupado por la pobreza y la desigualdad. Hablamos de la impunidad y la corrupción. Está muy preocupado por algo que me impactó: él sentía que había casi dos generaciones que habían crecido bajo el sistema de subsidios, que no tienen la cultura del trabajo, y me dijo 'hay que hacer algo con eso'. Eso es exactamente lo que el presidente dice permanentemente".

Además, Malcorra recordó: "Yo lo había visto al Papa antes en Naciones Unidas, cuando visitó Nueva York. Y una de las cosas que me había impactado fue que estaba muy cansado. A diferencia del lunes que lo vi perfecto. En aquella oportunidad, él acababa de llegar de un viaje a México que había sido muy duro y encima estaba engripado. Cuando llegó al Vaticano, había fallecido una chica que trabajaba en su círculo cercano, en Santa Marta, y lo afectó muchísimo. No estaba con la energía que normalmente está".