Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri y una relación con el empresario que se remonta a 33 años

Por un fallido negocio en Nueva York, el presidente argentino conoció al entonces magnate inmobiliario. No obstante, en la campaña apostó por una victoria de Clinton

Macri prefería a la demócrata Hillary Clinton antes que al empresario

Macri prefería a la demócrata Hillary Clinton antes que al empresario

Mauricio Macri conoce a Donald Trump desde hace 33 años. Y hasta, según cuenta su padre Franco, le ganó un partido de golf, enojando tanto al entonces magnate inmobiliario norteamericano, al punto de romper sus palos de hierro. Hoy, uno es presidente y el otro acaba de resultar electo de la principal potencia del mundo. A pesar de la amistad mutua, según declararon ambos a lo largo de los años al ser consultados, el mandatario argentino apostó por la derrotada Hillary Clinton.

"Felicito a Donald Trump en su triunfo y espero que podamos trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos", tuiteó Macri ayer por la mañana, luego de la histórica elección en los Estados Unidos. En paralelo su canciller, Susana Malcorra, insistía con la preferencia por la postulante demócrata. El propio Presidente en agosto, al ser consultado por Buzzfeed sobre quién prefería que ganara la contienda, se había inclinado por la ex primera dama.

La preferencia del macrismo y de Macri por Hillary Clinton (como un asiduo visitante a los eventos de la fundación que lleva ese apellido) se terminó de cerrar con la visita del presidente Barack Obama al país y ayer admitían en la Casa Rosada causó más de un dolor de cabeza. Una sucesora demócrata, a los ojos del gobierno de Cambiemos, garantizaba la continuidad de la retomada política bilateral. Una posibilidad más incierta con un Trump que hizo del proteccionismo una de sus principales banderas de campaña.

"Después quedamos amigotes. Cada vez que lo visito, voy a comer con él, con su mujer", rememoró aquel partido de golf con Trump el propio Macri en 2005 en una entrevista con el canal TyC. A tal punto se cristalizó la amistad que hasta llevó a la ex mujer del norteamericano, Ivana, a conocer Punta del Este.

La historia de a mbos se remonta a 1983 cuando Franco Macri trató de comprar más del 60% del proyecto faraónico Lincoln West en Manhattan a Trump. Y llevó con él a su hijo ( entonces de 24 años). Así contó la anécdota el fundador del Grupo familiar en su libro de memorias "Macri por Macri": "Estábamos en Nueva York, en medio de difíciles negociaciones por el Lincoln West y Donald Trump pretendía jugar al golf conmigo, deporte que, como todos, juego mal. Le expliqué que no tenía en el golf el mismo nivel que él, pero que podía jugar con mi hijo mayor. Jugaron 18 hoyos que me parecieron interminables (...) Pero en el último hoyo, Mauricio le ganó al magnate americano. Ambos quedamos sorprendidos cuando Trump, fastidiado con su propio juego, rompió los hierros y las maderas uno a uno".

Al final, Macri (padre) descubrió que calculando los impuestos de la operatoria no resultaría tan buen negocio y buscó cancelar la operación: el clan Macri perdió u$s 30 millones.