Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri vuelve a Mar del Plata después del escrache y reúne a sus ministros

El Presidente compartirá un nuevo acto con la gobernadora Vidal. Después, con ella de invitada, irá a Chapadmalal con sus 22 ministros, Michetti, Pinedo y Monzó

Macri vuelve a Mar del Plata después del escrache y reúne a sus ministros

Mauricio Macri regresará a Mar del Plata después de su anterior y triste célebre visita a la ciudad balnearia cuando apedrearon el vehículo que lo trasladaba el pasado agosto. De nuevo, junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el Jefe de Estado inaugurará una planta de la empresa Havanna. Después, se trasladarán 23 kilómetros al complejo presidencial de Chapadmalal para el primer "retiro espiritual" nacional, una tradición del PRO, a 10 días de cumplirse el primer año de su gobierno.

Con una duración de tres días, incluyendo monólogos de cada invitado y en medio de versiones de malestar presidencial con algunos de sus funcionarios por la gestión, Macri encabezará el cónclave del que participarán sus 22 ministros, la vicepresidenta Gabriela Michetti y los titulares del Senado, Federico Pinedo, y Diputados, Emilio Monzó. Precisamente fue este último quien justo ayer fue ratificado por un año más al frente de la Cámara baja y quien generó el más reciente cortocirtuito público en Cambiemos, al apuntar contra el gurú comunicacional del PRO, Jaime Durán Barba.

Incluso ayer, al agradecer a sus pares la reelección, Monzó envió un mensaje cifrado al ecuatoriano, defensor más del marketing que de la construcción territorial: "Si no hubiera sido por la política, por la convivencia pacífica y madura de esta cámara, no se hubiera aprobado ninguna ley".
Salomónico, el ministro más político, Rogelio Frigerio (Interior), salió a poner paños fríos en la interna: "Emilio es un cuadro político y, además, es mi amigo. Jaime es un asesor de nuestro espacio. No hay equivalencia en la comparación".