Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri volvió a pedir ayuda para evaluar a los alumnos en medio de protestas

Docentes insistieron en rechazar la forma de evaluación mientras que el Presidente habló de la necesidad de tener datos precisos para mejorar. Hubo toma de colegios

Macri volvió a pedir ayuda para evaluar a los alumnos en medio de protestas

En una misma jornada, hubo miles de chicos y adolescentes que participaron de la evaluación Aprender, otro pedido presidencial a padres y docentes para que acompañen, y protestas de alumnos, familias y gremios. "Hoy sabemos que sólo dos de cada cuatro chicos que empiezan la escuela logran finalizarla. Y de los dos que llegan a esta meta, sólo uno comprende textos. Estos datos no pueden pasar desapercibidos, porque detrás de cada número hay un chico que tiene sueños y no los puede cumplir, hay un adolescente que renuncia a lo que siempre quiso, hay un joven que dice ‘hasta acá llegué", escribió en una columna difundida para la agencia de noticias NA Mauricio Macri. Y agregó: "No podemos perder un minuto más.

El único camino para salir de la pobreza es que todos los chicos, en cada rincón del país, tengan la misma posibilidad de aprender, de conectarse, de desafiar sus propios límites y de construir su futuro de la mano de sus docentes. Nada es más importante para el futuro de una persona o de un país que lo que esa persona o ese país haga hoy por su educación. Mejor educación es una Argentina con más oportunidades y menos pobreza. Porque prepara a los chicos para ser lo que quieran ser, para poder tener un trabajo de calidad y desarrollarse en un mundo donde el talento y la creatividad son cada vez más importantes".


Sin embargo, el operativo para 1.400.000 chicos de todo el país generó tal polémica que gremios, docentes y estudiantes realizaron protestas, paros y tomas de escuelas en rechazo al examen y volvieron a advertir que las pruebas son "estandarizadas" y no contemplen procesos de aprendizaje ni contextos sociales.
Las protestas en rechazo al operativo de evaluación se concentraron en su mayoría en la provincia de Buenos Aires, donde al menos siete escuelas fueron tomadas para impedir la realización de las pruebas, pero también hubo medidas de fuerza en colegios porteños, neuquinos y rionegrinos, y padres que decidieron hacer faltar a sus hijos.


Una de los primeros establecimientos en ser tomado fue la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield. El rechazo a la evaluación se sintió fuerte en el colegio Mariano Acosta, donde se permitió el ingreso de los evaluadores pero hubo un alto ausentismo de estudiantes y muchos de los que fueron evaluados entrega ron la prueba en blanco. Además Suteba paró y el gremio Ademys cortó calles en el barrio porteño de Caballito.