Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri traspasará el juego a la Ciudad en el segundo semestre del año

El mandatario admitirá que el juego es competencia porteña en los próximos meses. Espera fallo por el que el empresario K pagaría 12% de ingresos brutos a la Ciudad

Macri traspasará el juego a la Ciudad en el segundo semestre del año

El presidente Mauricio Macri traspasará la competencia del juego a la Ciudad en los próximos meses. Pero antes del anuncio, el mandatario se quiere asegurar que el empresario Cristóbal López (Casino Puerto Madero) y su socio en el Hipódromo de Palermo, Federico de Achával, paguen Ingresos Brutos a la Ciudad y aumente a 35% el canon que paga la actividad.


"Mauricio va a admitir que el juego es competencia de la Ciudad en el segundo semestre, en breve, más cerca de junio que de diciembre", aseguró una alta fuente del Gobierno. El Presidente lo comunicará recién después de que se concrete una serie de ofensivas para marcarle la cancha al empresario López, que comparte el negocio de los barcos con la empresa española CIRSA, y el Hipódromo con Federico de Achával.


Una de las puntadas de esta ofensiva fue la inspección que encabezó el último martes, por primera vez en los últimos 12 años, Lotería Nacional. Como resultado, el organismo que ahora responde a Macri, a través de su titular Tomás Elizalde, clausuró 88 máquinas tragamonedas del barco de Puerto Madero y otras 94 del Hipódromo.


En las próximas semanas, el Gobierno redoblará la ofensiva y entrará a inspeccionar los locales de comida ubicados en los predios de Puerto Madero y Palermo. "No dejan entrar a inspectores de la Ciudad (funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control), que tiene el poder de policía para revisar desde los matafuegos hasta el control de salubridad de los restaurantes que funcionan junto al Hipódromo y el Casino", advirtió un vocero.


Durante los últimos años, tanto el Casino como el Hipódromo lograron evitar inspecciones de la AGC porteña con el aval de resoluciones de la Lotería Nacional que sostenían que la Ciudad no tenía autoridad sobre el juego. Es que hasta hoy el gobierno nacional concesiona el juego en la Ciudad. Con ese argumento, el último 5 de marzo rechazaron las inspecciones de la AGC durante el recital de la banda Maroon Five, en el Hipódromo, que congregó más de 30 mil personas. Pero ahora, Lotería Nacional bajará las resoluciones internas y reconocerá que la Ciudad puede hacer estas inspecciones.


A su vez, avanza la auditoría que encargó el Gobierno a la empresa KPMG en la industria del juego. Si los resultados marcan que hubo desvíos en las máquinas tragamonedas u otras falencias, el Gobierno podría presentar una denuncia penal contra ex directores de Lotería Nacional, así como podría anular la concesión a los empresarios. El Gobierno está confiado en la Justicia, tras un último fallo favorable para la Ciudad (ver aparte).
Antes de que anuncie el traspaso del Juego, Macri quiere que los empresarios paguen el 12% de Ingresos Brutos a la Ciudad, y retiren las medidas cautelares con las que impidieron que el gobierno porteño cobre ese impuesto.


Al frente de la estrategia legal se encuentra el diputado por el Parlasur de Cambiemos, Fabián Rodríguez Simón. El Gobierno ya dio un paso en esa línea. Lotería Nacional empezó a desestimar las presentaciones judiciales contra la Ciudad. De esa manera, los empresarios quedarán en minoría en la Justicia en su batalla contra la Ciudad y en el Gobierno creen que Capital cobrará finalmente IIBB.


El otro punto que Macri reclama es que la actividad aumente el canon. La idea es equipararlo con el 35% que tributa el Juego en Buenos Aires (hoy el casino flotante paga el 20% y el Hipódromo el 30%).