Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri sumó apoyo en la UE y prometió que Venezuela no presidirá el Mercosur

El mandatario espera un gesto de Maduro para agilizar las gestiones por un entendimiento con la Unión Europea. Ratificó el reclamo por la soberanía de Malvinas

Macri sumó apoyo en la UE y prometió que Venezuela no presidirá el Mercosur

Para la diplomacia multilateral de Bruselas, Mauricio Macri es la apuesta institucional para lograr una relación inédita entre la Unión Europea, el Mercosur y la Argentina. El Presidente ha logrado un nivel de seducción tan importante en la UE, que sólo las consecuencias políticas del Brexit y la presión de Francia e Irlanda pueden atenazar una probable relación internacional que está en condiciones de transformar al país en un socio privilegiado de Europa.

En este sentido, para apuntalar las negociaciones, Macri confirmó ayer que Venezuela aceptaría renunciar a su turno como Presidente Pro Tempore del Mercosur como un gesto a la Unión Europea, que sugería demorar las conversaciones hasta que Nicolás Maduro concluyera a fin de año esta compleja tarea diplomática. Maduro tiene una imagen pésima en Europa y ahora avala determinados gestos diplomáticos para evitar que su gobierno pase a la historia.

Ese gesto de Venezuela, que las máximas autoridades de la UE ya saben, permitiría darle mayor viabilidad a una relación diplomática que es clave para la inserción mundial de la Argentina y el Mercosur. Aún falta resolver si continúa Uruguay por un período más –su presidencia vence en una semana–, o si es trasmitida a la Argentina, confirmando así el liderazgo regional que está asumiendo Macri.

Consultada Susana Malcorra, antes de viajar al Aeropuerto de Bruselas, prefirió sellar sus labios. Ubicada en la combi oficial, sin tiempo para abrir la ventanilla, sonrió con picardía antes de perderse en el tránsito de la avenida Louise, una vía recorrida por el metro y la línea 60 que une ese barrio antiguo con la Comisión Europea.

"Estoy sorprendido del trato que me dieron. No me lo esperaba", comentó Macri a este enviado antes de embarcar rumbo a Berlín, donde tiene previsto mantener una reunión a solas con la canciller Ángela Merkel.

–"¿Cómo justifica esa sensación?", preguntó El Cronista.

–"Porque nos escuchan con atención y porque están dando los pasos necesarios para avanzar en un acuerdo con Argentina y el Mercosur.

La predisposición de Macri contrasta con la presión inversa que está ejerciendo Francia e Irlanda respecto a la posibilidad de un incremento de las exportaciones agropecuarias del Cono Sur a la Unión Europea. El Presidente reconoció estas presiones durante una conferencia de prensa en la sede de la embajada argentina en Bruselas, pero también se mostró optimista en la búsqueda de una opción que beneficie a ambas partes.

Como lo había hecho Malcorra horas antes, Macri insistió con la presencia de los gobernadores de Córdoba y Misiones en la delegación oficial. Aún más, en la rueda con los periodistas extranjeros y los enviados nacionales, el presidente apareció en medio de Juan Schiaretti y Hugo Passalacqua, quienes agradecieron la invitación y respaldaron la agenda internacional que propone Macri.
–"¿El Brexit ayuda la reivindicación de la soberanía argentina en Malvinas?", interrogó un periodista de la agencia Reuters.

–"Brexit sí o Brexit no, el reclamo nuestro no va a cambiar nunca. Se sostiene en el tiempo y estamos esperando que algún día podamos sentarnos alrededor de una mesa para poder dialogar en profundidad del tema. Con el próximo primer ministro inglés encontraremos el espacio para empezar a tener esas conversaciones, que llevarán años, pero lo importante es que comencemos", contestó.

Cuando la reunión con los periodistas languidecía, se le preguntó sobre Cristina Fernández y su presunta persecución judicial. Macri respondió con una mezcla de ironía y cautela. "Acá no sintonizamos C5N, así que no lo vimos. Hay mucha tarea por hacer, es cierto que el punto de partida ha sido muy difícil, pero nuestro futuro va a ser cada vez mejor y prefiero seguir ocupándome del futuro, no de cosas que tengan que ver con el pasado‘.

Después, Macri saludó a los periodistas y partió raudo al aeropuerto de Zaventem para abordar su vuelo privado que lo dejó en Berlín. Hoy se encuentra con Merkel y su gabinete, una reunión clave para profundizar la relación diplomática con Alemania y negociar su apoyo para lograr que se concrete antes de fin de año la propuesta final que una al Mercosur con la Unión Europea.

Merkel está predispuesta y tiene muy buena relación con Macri. Pero la Dama de Hierro no tiene el control de todas las variables políticas y sociales que operan sobre la UE. Es un momento de transición y los eventuales acuerdos de la UE con Argentina y el Mercosur aún no son prioridad en la agenda de las potencias de Europa.