Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri se imagina más de un mandato y dice que Juliana no va a ser candidata

Aunque “le iría bárbaro (…) no la veo queriendo ocupar un rol” político, dijo de su mujer. Habló de las licitaciones públicas, del estrés que tuvo en su primer año de gobierno y de sus planes para después de dejar la Casa Rosada.

Macri se imagina más de un mandato y dice que Juliana no va a ser candidata

“Es posible que estemos acá para más de un mandato”. Con esa frase, el presidente Mauricio Macri volvió a dejar en claro que en la reelección, en las todavía lejanas elecciones de 2019, ya está en su cabeza, al tiempo que, al menos por ahora, descartó que su mujer, Juliana Awada, sea candidata en 2017.

Macri le dio una entrevista en la residencia presidencial de Olivos al flamante canal de noticias La Nación+ en la que volvió a lamentar el estado en el que recibió el país tras los 12 años de gobierno kirchnerista, habló sobre la transparencia en las licitaciones, mencionó brevemente qué piensa hacer cuando deje de ser presidente y se refirió al estrés de su primer año en la Casa Rosada.

“Sentí un estrés adicional en este salto cuántico, que no pensé que era tanto, entre jefe de Gobierno y presidente”, comentó. Entre los motivos, mencionó el “poner en marcha un equipo” al que describió como “maravilloso” pero con muchos profesionales que tenían también que acostumbrarse a la función pública, el “que la gente mire distinto” y, sobre todo, “la herencia recibida” que, dice, “fue mucho peor” de lo que imaginaban.

Igual, dio por superadas esas tensiones: “Fue un proceso, como subir a una montaña y ahora siento que estoy en una meseta, muchísimo más tranquilo”.

Cuando le preguntaron por una eventual candidatura de Awada, bromeó primero con que la están midiendo para senadora, aunque se encargó de aclarar que no era así. “No la veo queriendo ocupar un rol. Le iría bárbaro porque hechizaría a todos los votantes, pero lo descartamos. Siento que el lugar desde el cual me acompaña me suma mucho, una cosa de equilibrio, comprensión, afecto”, completó.

Ante otra pregunta, reconoció que algunas de las medidas que tomó su Gobierno tuvieron que ver con el actual índice de pobreza, aunque justificó que “el sinceramiento también significó que la gente se enterara de que estaba en la pobreza, de que le habían dado una hipoteca” y que “hubo un Gobierno que se gastó todo en generar una ficción”.

Sobre las licitaciones, sostuvo que lo que ganó su primo Angelo Calcaterra no tuvo “absolutamente” nada que ver con el parentesco  que los une, e insistió en que se comprometió “a ayudar a que la Argentina se maneje en paz, con procesos transparentes, con licitaciones y que los pliegos se publiquen en la web, que ni siquiera haya que comprarlos, con lo cual ninguna empresa sabe ni siquiera cuántas empresas están estudiando las obras (sino que) se entera en el día que se están presentando, para evitar los carteles y que vayan a competir”.

Apuntó además que, más allá de que tenga más o menos relaciones con los distintos empresarios, los conoce “a todos, y van a ganar en unas (licitaciones) unos y en otras otros”. Pero lo importante, dijo, es que “hay competencia (…) y en estas primeras licitaciones han bajado los precios un 20%”.

Macri también aseguró que “todo el tiempo” piensa “en el día después” de ser presidente porque quiere “hacer una vida normal”. Para eso, dijo, planea estar “un par de años afuera” tras dejar la Casa Rosada, para después volver porque, asegura, no se imagina viviendo en otro lugar.