Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri se enojó con los gremios, que insisten con su ofensiva en el Congreso

Dirigentes de las tres CGT rechazaron la pretensión del Gobierno de desactivar la discusión de la ley antidespidos. Macri se fue molesto de la reunión con los gremios

Pese a las promesas y gestos oficiales como el anuncio de la convocatoria al Consejo del Salario para el próximo jueves 19, el Gobierno no logró ayer encolumnar a las tres CGT en un respaldo unánime para desactivar la discusión de la ley antidespidos en el Congreso. Los representantes sindicales valoraron que el Ejecutivo haya reconocido las dificultades que atraviesa el empleo y hasta respaldaron el compromiso de más de 200 grandes empresas de garantizar la estabilidad laboral de sus plantillas por 90 días, pero le ratificaron al presidente Mauricio Macri que no darán marcha atrás con su reclamo para prohibir los despidos por ley durante 180 días y con la reimplantación del mecanismo de doble indemnización.
Los argumentos de los gremialistas que concurrieron por la tarde a la Casa Rosada, con la notoria ausencia de Hugo Moyano, chocaron con el apuro oficial por ofrecer gestos políticos que neutralicen el debate parlamentario del proyecto alentado por los bloques de la oposición, situación que instaló un clima de fuerte tensión, chicanas y duros cruces durante la charla, al punto que Macri abandonó intempestivamente la reunión para formalizar el acuerdo alcanzado con los empresarios. "El (por el Presidente) estaba muy apurado, pero en dos minutos no podemos resolver algo que no esté consensuado y eso le cayó mal", relató uno de los sindicalistas que participó del encuentro.
Una posición similar deslizó el número dos de la CGT Azopardo, Guillermo Pereyra, quien acudió a la reunión en representación de Moyano: "Estamos de acuerdo con el diálogo, eso los rescatamos. Pero no había consenso entre las tres CGT para firmar ningún acuerdo, como el Gobierno pretendía", indicó a este diario. Pereyra, también senador nacional, negó además que el compromiso firmado por los empresarios con el Gobierno signifique un freno a la discusión del proyecto de ley antidespidos. "El Congreso va a seguir su marcha, no se puede volver atrás. Una ley, a diferencia de lo que se firmó ahora, es una garantía de que realmente se cumpla la prohibición de despidos", insistió.
Además del adjunto de Moyano, a la cita con Macri concurrieron Antonio Caló y Luis Barrionuevo, jefes de la CGT oficial y la CGT Azul y Blanca; el titular de la CATT, Juan Carlos Schmid, y los dirigentes José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos West Ocampo (Sanidad), Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (Uocra), Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano.
Caló, Pereyra y Schmid asumieron ante el Presidente la posición más crítica respecto de la situación del empleo y defendieron la sanción por ley de la emergencia ocupacional. Si bien Lingeri matizó la discusión al sostener que en los sindicatos "hay voluntad de diálogo y ninguna maniobra para perturbar la marcha del Gobierno", algunas palabras de los gremialistas molestaron a Macri, que optó por retirarse de la reunión.
Después de un rato a solas, la delegación sindical retomó el diálogo con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; su segundo, Mario Quintana; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Con el propósito de bajar la tensión, los funcionarios anticiparon a los sindicalistas la convocatoria al Consejo del Salario para el próximo jueves 19, instancia en la que –además de discutir la suba del piso salarial– el Gobierno prevé avanzar en el debate de la modificación de alícuotas del impuesto a las Ganancias y la actualización del monto del seguro de desempleo, entre otros puntos.