Macri se despidió del frente externo pidiendo que Alberto reconozca al gobierno de Bolivia

A cinco días de dejar el poder, solicitó que el próximo gobierno reconozca a la senadora Añez e hizo votos por mantener el perfil aperturista del Mercosur. Tensión entre mandatarios por la crisis en el altiplano.

El presidente Mauricio Macri cerró su presencia en la arena internacional en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, que se llevó a cabo en el sur de Brasil, desde donde pidió que su sucesor, Alberto Fernández, "oficialice la labor" de la presidenta interina Jeanine Áñez como mandataria "a cargo" de Bolivia, tras el golpe que provocó la renuncia de Evo Morales.

En la reunión de líderes, a la que asistió la ministra interina de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, el jefe de Estado argentino señaló que el Mercosur "ha sido una de las grandes apuestas" de su gestión y afirmó que "el 70% de los argentinos creemos que una inserción inteligente al mundo nos ayuda a desarrollarnos".

El convulsionado escenario regional dominó el encuentro de los mandatarios, que no lograron ponerse de acuerdo para emitir una declaración conjunta respecto al golpe de Estado en Bolivia ni las revueltas en Chile, Ecuador o Colombia. Por el contrario, sí volvieron a llamar al diálogo en Venezuela.

Por caso, la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, alertó que el bloque "no es un paraíso ni una isla de la fantasía", y demandó estar "más atentos" a un "contexto regional preocupante". En esa línea, el presidente paraguayo, Mario Abdo, llamó a "vigorizar" las instituciones democráticas "con más democracia".

La boliviana Longaric, invitada por Bolsonaro, acusó al expresidente Evo Morales de "violar flagrantemente la Constitución" de su país y negó que haya habido un golpe.

Al respecto, Macri demandó prontas elecciones en Bolivia para "canalizar la voluntad del pueblo", y sobre la crisis chilena, elogió "el diálogo entre las fuerzas políticas y sectores representativos" a la vez que repudió "el uso de la violencia anárquica", sin hacerse eco de las denuncias por uso excesivo de la fuerza ni las violaciones a los derechos humanos de policías y militares.

Bolsonaro, en tanto, envió un mensaje cifrado a Alberto Fernández al sostener que el bloque "no puede aceptar retrocesos ideológicos" y reclamar una profundización del perfil aperturista de la unión aduanera. En esa línea, pidió continuar con la revisión integral del Arancel Externo Común (AEC) para liberalizar importaciones.


 

Tags relacionados

Más de Economía y Política