Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri reconoció la dureza de sus medidas y pidió al equipo que salga a defender la gestión

En medio de críticas por el tarifazo, el jefe de Estado admitió que el "sincermiento" de la economía perjudica "a la gente". Mejorará la comunicación y prepara ayuda a universidades

Por segundo día consecutivo, el presidente Mauricio Macri hizo autocrítica al reconocer que "el sinceramiento" de la economía le complicó "aún más la vida a la gente". Tras las críticas de la oposición y el sindicalismo en la movilización del viernes, la Casa Rosada pidió a referentes del oficialismo que salgan a defender la gestión y busca instalar anuncios que tengan impacto positivo. Esta semana será el turno del ministro de Educación, Esteban Bullrich, quien negocia destinar más recursos para la UBA, luego que la universidad reclame por los recortes presupuestarios.
El Presidente ensayó el domingo la autocrítica por los tarifazos que aplicó el Gobierno, en pleno locro, con los trabajadores gastronómicos. Al visitar la obra del viaducto en Puente La Noria, Macri volvió a reconocer que "estos problemas, en algún punto, le complicaron más la vida a la gente". Ahora bien, la autocrítica vino de la mano de la queja por la herencia recibida. Tras recorrer la obra con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde (FpV), el mandatario disparó contra "el 700% de inflación acumulada, que es la que heredamos; con un país que no generaba empleo de calidad hace cinco años". A su lado, aplaudían el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal.
Desde el Gobierno sostienen que Macri seguirá hablando de la "herencia" en sus discursos. Pero también, en Casa Rosada, pidieron a diputados, senadores, ministros y secretarios que salgan a defender más la gestión ante los medios tradicionales y desde las redes sociales. "La semana pasada copamos los programas de televisión. Les pedimos que salgan a comunicar más las políticas que estamos tomando", explicaron en Balcarce 50. Ese mensaje volverán a remarcarlo hoy, en la reunión de Gabinete de todos los martes.
En medio de la ola de críticas que recibe el Gobierno por "errores de comunicación", desde Casa Rosada sostienen que no habrá cambios en la estrategia general. "No cambiamos el discurso presidencial. Macri está comunicando permanentemente por medios tradicionales y en la web. Y no sólo el Presidente. El kirchnerismo no tenía tantos interlocutores como nosotros", aseguran.
En el Gobierno quieren minimizar los reclamos a su política comunicacional, que encabezó la aliada Elisa Carrió a fines de abril. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reforzó esa idea. "A nosotros nos interesa más gobernar que comunicar", afirmó el funcionario durante el encuentro con La Generación, una usina de formación política que agrupa a jóvenes dirigentes de Cambiemos.
Mientras el foco estará esta semana en la ley antidespidos que debe tratar el Congreso, el Ejecutivo prepara anuncios de Educación. El ministro de la cartera, Esteban Bullrich, encabezará una conferencia de prensa junto a Peña, hoy, luego de que Macri reciba a rectores de universidades públicas nacionales. Allí presentará algunos anuncios en materia de educación y estaría previsto que aumente la partida presupuestaria a la UBA, que iría especialmente, a paliar los incrementos en las tarifas de servicios. Desde el Consejo Interuniversitario Nacional vienen reclamando que a partir de agosto, si no recibe un incremento estarían en peligro las clases.