Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri reclamó a Massa que no acompañe al kirchnerismo con la ley de empleo

Durante una conferencia de prensa el Presidente dijo que no es bueno para el país el proyecto que prohíbe despidos. Evitó anticipar si vetará la ley si es sancionada

El Presidente recibió en la mañana de ayer a 50 niños de Centros de Primera Infancia en la Casa Rosada

El Presidente recibió en la mañana de ayer a 50 niños de Centros de Primera Infancia en la Casa Rosada

El presidente Mauricio Macri reclamó al diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que no acompañe al Frente para la Victoria en la aprobación del proyecto de ley para suspender despidos por 180 días, para evitar que sea sancionado en la Cámara de Diputados. Durante una conferencia de prensa en Casa Rosada, el mandatario polarizó con el kirchnerismo y negó que hubiera una ola de despidos.

Macri desafió al ex intendente de Tigre un día después de que este se reuniera con el titular del bloque de senadores del PJ-FpV, Miguel Pichetto, en busca de acordar cambios en el proyecto de emergencia laboral. "Invito a Sergio Massa, a la mayoría de los dirigentes, que realmente no acompañemos al kirchnerismo en esta propuesta", exigió Macri, desde el segundo piso de la Casa Rosada.

La chicana a Massa puso en evidencia la relación tirante con el ex intendente de Tigre. Macri ya había dicho en marzo que a Massa "lo puede la ventajita del corto plazo" y dejó en evidencia los roces en algunos temas puntuales. Uno de los principales dirigentes de la Casa Rosada confesó a El Cronista, tras la reunión de Gabinete de los martes, que "nadie confía" en el titular del Frente Renovador y que el Gobierno prefiere mantener relación con el mandatario salteño, el peronista Juan Manuel Urtubey.

Por otra parte, al ser consultado sobre la ley de antidespidos con media sanción en el Senado y que espera su giro para ser tratada en Diputados (Ver página 7), Macri evitó responder si vetaría la iniciativa. "Más allá de que fracasó en el gobierno de Duhalde cuando se sancionó, si ahora hubiera algo que nos demostrase que sería buena para los argentinos, la hubiésemos liderado", respondió.

Por el contrario, Macri se mostró optimista, en base a los últimos números que maneja el Gobierno. Según estos datos, el 70% de los ciudadanos mantienen altas expectativas en que dentro de un año la situación general será mejor. En esa línea, afirmó: "Tenemos la capacidad de salir del estancamiento y crear empleos". De hecho, sostuvo que en la Argentina "no hay un problema de una ola de despidos masivos, sino de un severo estancamiento", al advertir que se generó empleo aunque consideró insuficientes los nuevos "60 mil puestos" creados entre abril de 2015 y el mismo mes de 2016. En tal sentido, destacó "el lanzamiento de la obra pública".

Por otro lado, el Presidente polarizó otra vez con el kirchnerismo. "Pasamos de un gobierno que venía, insisto, con un Estado sin planeamiento, desquiciado, lleno de corrupción" en tanto reclamó una "Justicia independiente".

Durante la rueda de prensa, Macri se mostró más conciliador con el sindicalismo, luego de la multitudinaria movilización que encabezaron las principales centrales obreras. El Presidente manifestó su intención de "seguir sentado alrededor de una mesa" con el gremialismo y llamó a los líderes del movimiento obrero a "trabajar juntos". De hecho le atribuyó a ese diálogo que "no tuvieron unanimidad en la marcha del viernes", en alusión a las ausencias de los gremialistas Gerónimo Venegas y Luis Barrionuevo y las diferencias en los discursos de las CGT y las CTA.

Hacia el final de la conferencia, el Presidente solicitó al Congreso que apruebe a la brevedad la devolución del IVA para permitir a los contribuyentes afrontar el momento de transición "entre la Argentina que somos y la que queremos" (ver aparte). Además, anunció una "ampliación del presupuesto para los costos de funcionamiento" de las universidades públicas. Macri tomó esta decisión luego de reunirse, minutos antes de la conferencia, con 17 rectores de casas de altos estudios quienes manifestaran las complicaciones para hacer frente a los aumentos de tarifas.