Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri recibió a las hijas de Nisman y prometió "hacer justicia con su memoria"

El mandatario escuchó a Iara y Kala Nisman, las hijas del fiscal de la causa AMIA, en un gesto que lo diferencia del gobierno anterior. Hoy recibe a la red ‘Madres contra el paco’

Macri recibió a las hijas de Nisman y prometió

A un año de que aparezca muerto Alberto Nisman, el presidente Mauricio Macri recibió en su quinta a las hijas del fiscal, Iara y Kala, y planteó que el esclarecimiento es "una deuda pendiente". Así, el jefe de Estado volvió a diferenciarse de su antecesora Cristina Fernández, tal como hizo cuando recibió a los Qom en Casa Rosada.

El kirchnerismo también mantuvo una relación tensa con la familia Nisman, a tal punto que el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, llegó a apuntar contra la madre del fiscal de la causa AMIA, Sara Garfunkel. Por el contrario, Macri y su esposa Juliana Awada marcharon por la muerte del letrado e incluso sentaron en la tribuna del PRO, en el decisivo debate presidencial contra Daniel Scioli, a una semana del ballottage, a la ex mujer del fiscal, Sandra Arroyo Salgado y su hija Iara.

Ayer sumó otro gesto en esa línea y recibió en la quinta "Los Abrojos" a las hijas de Nisman, quienes llegaron junto al rabino Marcelo Polakoff. Allí, Macri, junto a su esposa y su hija Antonia, y el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, expresó su "intención de hacer justicia con la memoria" del fiscal. La muerte violenta de Nisman sucedió un día antes que el entonces fiscal concurra al Congreso para argumentar sobre la denuncia que había presentado contra la ex presidenta Cristina Fernández, el ex canciller Héctor Timerman, y otros dirigentes, al considerar que el acuerdo firmado con Irán apunto a lograr la "impunidad" de los iraníes imputados por la justicia.

En el encuentro de 20 minutos, Macri transmitió un reconocimiento a la tarea llevada adelante por el fiscal al frente de la Unidad Fiscal AMIA, para tratar de resolver las causas y los responsables del cruento atentado que se cobró la vida de 85 personas y dejó 300 heridos el 18 de julio de 1994.

Previo a la reunión el rabino Polakoff rezó una oración en memoria del fallecido fiscal, quien está enterrado en el cementerio La Tablada, junto a las 85 víctimas del atentado de la Amia ocurrido en 1994. El religioso señaló que fue "un encuentro cálido y familiar" y explicó que "lo que le sumó sentido de recordación es que pudimos juntos, en familia, leer un salmo". Además resaltó que "las hijas del fiscal Nisman le agradecieron el gesto de invitarlas porque para ellas es muy importante que reconozcan toda la tarea hecha por su papá y que también se avance en el esclarecimiento de su muerte". De hecho, Iara Nisman escribió una nota en el diario Clarín donde afirma que "espero que se pueda llegar a la verdad acerca de la muerte de mi papá, mal allá del temor que ello provocó en la gente".

El encuentro de Macri con las hijas de Nisman fue gestado en la última semana y lo coordinó el secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis. En el Gobierno querían que el encuentro sea "lo más neutro políticamente" y sólo acordaron que el presidente reciba a las hijas. De la cita no participaron ni la ex esposa del fiscal, Sandra Arroyo Salgado, (a quien desde el kirchnerismo la llegaron a vincular con el PRO) ni la madre de Nisman, Sara Garfunkel, quien en la última semana aseguró en los medios que a su hijo lo mataron.

El encuentro, en un principio, se iba a realizar en la Quinta de Olivos, pero por la fisura en la costilla, el mandatario evitó trasladarse y actuó como anfitrión en su quinta, ubicada en San Miguel.

Hoy volverá a mostrarse como anfitrión pero en la Casa Rosada. El mandatario recibirá a la "Red de Madres contra el paco y por la vida", una organización que Cristina Fernández recibió durante su primera presidencia.