Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri recibe al Primer Ministro japonés en busca de inversiones

Shinzo Abe visita Argentina con una delegación compuesta por representantes de las principales compañías, que podrían llevar las inversiones a u$s 3000 millones.

Macri recibe al Primer Ministro japonés en busca de inversiones

El presidente Mauricio Macri recibirá hoy al primer ministro del Japón, Shinzo Abe, con el objetivo de relanzar el vínculo bilateral y recuperar el flujo comercial, que en los últimos años sufrió un descenso en el intercambio, las inversiones y el número de compañías niponas radicadas en el país.

El Jefe de Estado mantendrá cerca del mediodía una reunión con su par japonés en la Casa Rosada, donde firmarán varios instrumentos bilaterales, entre ellos un memorando de cooperación para el establecimiento de un mecanismo reforzado de consultas políticas. Luego Macri ofrecerá un almuerzo para su huésped.

Tras la visita a la Casa de Gobierno, Abe encabezará un foro destinado a vislumbrar oportunidades de negocios entre la Argentina y Japón en un hotel de Puerto Madero. Allí estarán los hombres de negocios que por la mañana tienen en agenda un encuentro en el Palacio San Martín con la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, y los ministros de Hacienda, Alfonso Prat-Gay; de Transporte, Guillermo Dietrich; de Energía, Juan José Aranguren, y de Producción, Francisco Cabrera, entre otros.

Fuentes de la diplomacia japonesa anticiparon que se oficializará el regreso de un representante permanente de la Japan External Trade Organization (Jetro) al país, un organismo que promueve la expansión de empresas niponas en el exterior y que se retiró de la Argentina en 2010. También se firmarán otros acuerdos para promover mayores oportunidades de negocios, como resultado de las gestiones de acercamiento iniciadas a comienzos de año y que permitieron en mayo lograr un compromiso manifiesto de reimpulsar las relaciones.

Tras ese acuerdo, una comitiva encabezada por la vicepresidenta Gabriela Michetti y los secretarios de Industria, Martín Etchegoyen, y de Comercio, Miguel Braun, se trasladó al país asiático para avanzar en este sentido con las máximas autoridades políticas y del sector privado, que hoy se encuentran en el país. La buena sintonía quedó confirmada en julio con el viaje de la canciller Malcorra a Japón y la venida de 75 empresarios al país, que se comprometieron a invertir más de u$s 1000 millones, siempre que la OCDE mejorara la calificación argentina –como finalmente ocurrió en octubre– y se generaran condiciones para abaratar los costos de la mano de obra.

En los últimos años, la Argentina y Japón no tuvieron "un canal de diálogo tan fluido", según palabras del embajador japonés Noriteru Fukushima. De acuerdo a la base de estadísticas comerciales de la ONU, la Argentina actualmente ocupa el puesto número 55 en el ranking de países que comercian con Japón. Las inversiones japonesas apenas llegan a los u$s 100 millones anuales y el objetivo de los asiáticos es trepar a unos u$s 3000 millones hacia 2019.

En lo que respecta al intercambio comercial, la balanza fue en 2015 negativa para la Argentina: se exportaron bienes y servicios por u$s 625 millones y se importaron mercaderías por u$s 1223 millones, según cifras oficiales.

Japón ocupa el 12 lugar entre los países inversores en la Argentina, muy por detrás de la posición que ostenta en Brasil (5) o México (6). Con u$s 421 millones, la Argentina sólo recibió el 6% del total de inversiones japonesas en América latina. El afianzamiento del vínculo con el Japón es también para el país una ocasión de acercamiento a la Alianza del Pacífico.

Hoy se concretará la segunda visita oficial de un Primer Ministro japonés al país. La primera visita fue protagonizada por el abuelo de Abe, Nobusuke Kishi, en 1959.