Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri ratifica el fin del FpT y los privados ya le ponen valor al "pack fútbol"

El Presidente lo repitió ayer en un encuentro con Marín y De Andreis. Los operadores adelantaron a cableros del interior que el costo para televisar sería u$s 14 por abonado

Macri ratifica el fin del FpT y los privados ya le ponen valor al

El gobierno nacional ya lo decidió y desde el 2017 dejará de financiar la televisación del fútbol, poniéndole fin al programa Fútbol para Todos (FpT) creado en 2009 por la administración de Cristina Kirchner. En un encuentro de seguimiento entre el titular del programa FpT, Fernando Marín; el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis; y el presidente Mauricio Macri, se terminó de definir ayer que no hay vuelta atrás en la decisión.
"Es una decisión tomada y el encuentro fue sólo para hacer el seguimiento del tema, como se hace regularmente", explicaron desde la Casa Rosada a El Cronista.


Un dato no menor que refleja que la administración Macri ya decidió dejará de comprar los derechos televisivos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) es que en el proyecto de Presupuesto 2017 el apartado que corresponde a la Secretaría General de la Presidencia ya no figura el ítem "Programa Fútbol para Todos".
El conflicto que se le genera al Ejecutivo respecto de la no continuidad del contrato con la AFA se centra en que la casa del fútbol no logra solucionar sus conflictos internos para definir una conducción y la creación del modelo de campeonato –ayer la mesa directiva de la B Nacional debatía que hacer con la Superliga–. El dato no es menor porque si no queda claro cómo será la competencia entre los clubes argentinos no se podrán licitar los derechos.


Esto ya pasó en junio cuando el Gobierno suspendió la licitación de los derechos de transmisión televisiva por la crisis institucional de la AFA. Los dirigentes del fútbol que siguen dirimiendo internas juegan con que el Gobierno no dejará caer la televisación durante el 2017. "Nadie lo haría en un año electoral", dichos que repiten fuentes de la Casa Rosada. Sin embargo, De Andreis buscó poner un límite a esa especulación cuando advirtió que es "muy fácil salir a reclamarle al Estado que sea una suerte de ambulancia del despilfarro de la AFA. El problema y la solución están en AFA. En vez de gastar disparates, en el mejor de los casos, porque hay serios indicios de corrupción, deberían devolver el dinero para que se transparente todo".


El Gobierno se había comprometido a aportar los $1850 millones que preveía el presupuesto que hizo la administración kirchnerista y significaba un crecimiento de 15,9%. Pero hoy el monto establecido es de $ 2068 millones, lo que marca un incremento de 26,5% respecto los $ 1634 millones de 2015; y ya se devengó el 71,86%.


Mientras, y con un horizonte que señala cada vez más cierta la posibilidad de que la televisación vuelva a operadores privados –los nombres son Fox, Turner, DirecTV y el Grupo Clarín–, algunos operadores de televisión por cable del interior ya tienen estimaciones de cuánto podría costar televisar el fútbol. "Ya adelantaron que la estimación prevista va a estar entre los u$s 12 y los u$s 14 por abonado por mes", explicó una fuente.


Si así sucediera, el Presupuesto 2017 proyecta una devaluación de alrededor del 19,5% con una franja del valor de la moneda estadounidense que tiene un techo de $ 17,92. En ese contexto, y tomando el valor más alto y la cotización más cara, los cableoperadores deberán pagarle a quienes tengan los derechos poco más de $ 250 por abonado, que después se podría trasladar de alguna manera en lo que en otra época se llamó "pack fútbol".
En medio de esto, el fútbol quedó de nuevo al borde del paro porque varios clubes de Primera División sufrieron una "sorpresiva reducción" de 30% de los ingresos en concepto del Fútbol para Todos.