Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri por el mundo: cumbres con diez presidentes a la caza de inversiones

Desde enero viajó a España, Estados Unidos y Holanda. Además, recibirá a la alemana Angela Merkel en junio y esta semana emprenderá su gira rumbo a China y Japón

Macri por el mundo: cumbres con diez presidentes a la caza de inversiones

El encuentro que el presidente Mauricio Macri mantendrá hoy con su par italiano Sergio Mattarella será el primero de cuatro cumbres que el mandatario argentino tendrá durante este mes, cinco en poco más de 30 días si se cuenta la visita de fines de abril al estadounidense Donald Trump, y uno de los diez que ha tenido desde que comenzó el año con jefes de Estado de todo el mundo.

"Hay que tomar conciencia de que eso marca que el mundo nos está dando crédito, que cree en lo que podemos hacer y que por supuesto está para ayudar", resumió Macri la semana pasada cuando se le preguntó el por qué de la hiperactiva agenda internacional. Y esa frase pública representa un verdadero leitmotiv para el Presidente, que ve como una obligación la necesidad de abrir nuevos mercados y potenciar los lazos comerciales bilaterales. Aun cuando en Casa Rosada admiten que la lluvia de inversiones que, esperaban llegara, se viene demorando más de lo previsto.

Un punto común en la mayoría de los encuentros que Macri ha tenido en estos meses con sus pares es la presencia de empresarios de ambos países. La mayor expedición en ese sentido fue el viaje que hizo a fines de febrero a Madrid, en el que durante tres días se alojó en el Palacio Real de El Pardo y mantuvo diferentes encuentros con los Reyes y con el presidente ibérico Mariano Rajoy. La comitiva fue enorme. Cuatro ministros viajaron acompañándolo junto con dirigentes provinciales y sindicales, y, en paralelo, hubo más de 200 empresarios que fueron a la capital española a participar de diferentes rondas de negocios.

Ese viaje fue casi iniciador en relación al pedido que Argentina viene realizando en cada visita: que se permita el ingreso del biodiésel local en las principales economías mundiales. Con la misma meta viajó a ver a Trump a Washington hace dos semanas, aunque también añadió Vaca Muerta, el principal proyecto energético nacional con el que busca cautivar inversores internacionales. Y en Holanda en marzo, cuando se saludó con los reyes Guillermo y Máxima, también intentó fomentar -como en España- un acuerdo comercial interbloque entre la Unión Europea y el Mercosur, con la expectativa de poder cerrarlo en 2018.

Así como hoy recibirá a Matarella y a un nutrido grupo de empresarios italianos (ver aparte), Macri también se reunió en Casa Rosada hace menos de un mes con la presidenta de Suiza Doris Leuthard, con quien además de hablar de inversiones dialogó sobre la cooperación suiza en el combate contra la corrupción, el lavado de dinero y la evasión fiscal. A principios de junio, por su parte, rec ibirá a la canciller alemana Angela Merkel, en otra cumbre con una potencia europea.

Desde el sábado, en tanto, el Presidente iniciará su viaje a Asia. A China llegará el domingo y estará hasta el miércoles, cuando parta hacia Japón. Con su par chino Xi Jinping firmará el acuerdo por el cual el gigante asiático desembolsará u$s 12.500 millones para construir dos centrales nucleares, y con el premier nipón Shinzo Abe –a quién recibió en Argentina el año pasado– buscará potenciar una alianza estratégica en el marco de un foro económico y de negocios en el que disertará.

En el plano sudamericano, también mantuvo una agenda intensa, con dos encuentros con el presidente paraguayo Horacio Cartes, con Yacyretá como eje, y uno con el brasileño Michel Temer y la chilena Michelle Bachelet, además de dialogar por teléfono con el boliviano Evo Morales y el mexicano Enrique Peña Nieto.