Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri pidió a los jueces y fiscales que trabajen para que no haya impunidad

El mandatario bregó por la independencia del Poder Judicial. Lanzó el plan para reformar el Ministerio Público Fiscal, el Consejo de la Magistratura y la ley de subrogancias

Macri presentó el plan de reformas judiciales "Justicia 2020" en el CCK

Macri presentó el plan de reformas judiciales

El presidente Mauricio Macri pidió ayer a jueces y fiscales que "trabajen para que no haya impunidad para nadie" y reclamó que las investigaciones en causas judiciales sean todas "iguales". Lo hizo al presentar el plan de reforma judicial ‘Justicia 2020’ que impulsa su Gobierno en un acto en el Centro Cultural Kirchner (CCK) ante unos 500 funcionarios ejecutivos y judiciales, expertos y representantes de la sociedad civil, entre otros. Estuvo acompañado por el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

"No queremos impunidad para nadie: Ni para los que estuvieron, ni para los que están, ni para los que vendrán. La Justicia es igual para todos y mucho más exigente para los poderosos", sostuvo el mandatario.
En ese sentido, lamentó que "el que burla el sistema es el que ha sido exitoso en las últimas décadas", a la vez que pidió "terminar con la viveza criolla mal entendida".

En la Sala Argentina del CCK, el jefe de Estado subrayó que las iniciativas que integran el plan ‘Justicia 2020’ pronto a ser mandadas al Congreso por parte del Gobierno buscan "la independencia del Poder Judicial". La iniciativa incluye la apertura de debates de un paquete de 105 leyes para reformar entre otras cosas, el Ministerio Público Fiscal, que busca modificar el mandato del jefe de la Procuración con el objetivo de sacarse de encima a la actual titular, la kirchnerista Alejandra Gils Carbó. También pretende realizar cambios en el Consejo de la Magistratura y la ley de subrogancias.

"Estamos asumiendo el compromiso de que nosotros no vamos a estar detrás de ustedes presionando, extorsionando. Para Cambiemos eso no existe", manifestó Macri. Y tras marcar diferencias con los últimos años, enfatizó: "El rol de los jueces es hacer respetar las leyes".

Sobre el futuro debate en el Congreso afirmó: "Necesitamos coraje, generosidad, humildad para poder sentarnos en una mesa y alcanzar una reforma en serio. No podemos pensar en una Argentina unida, sin pobreza y sin narcotráfico, si no tenemos una Justicia dinámica, inteligente, activa y de calidad".

Por su parte, en declaraciones a la prensa al iniciar la jornada de debate por la reforma judicial, Garavano descartó la intención del gobierno nacional de impulsar la ampliación de la Corte Suprema de Justicia y pidió que "el Senado avance en la conformación con cinco miembros".

"Una ampliación no, es importante que el Senado avance en la conformación de la Corte con cinco miembros, cualquier cambio deberá ser debatido con posterioridad a la nueva conformación de la Corte", afirmó
Garavano, que fue el encargado de abrir y cerrar el encuentro, destacó que "la demanda de justicia de parte de la población es cada vez más grande".

Otro de los oradores del acto fue Ricardo Gil Lavedra, presidente del Consejo Consultivo del programa, que subrayó que "no puede haber una justicia que no sea creíble porque el pueblo debe creer en la justicia y saber que es el ámbito en el que van a ser escuchados". "Tenemos que trabajar todos en procura de una justicia comprometida con la ley y el ciudadano", remarcó.

También asistieron la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; el ex senador de la UCR Ernesto Sanz, el constitucionalista Daniel Sabsay, los jueces Ariel Lijo y Daniel Ballesteros y el fiscal Ricardo Sáenz, entre otros.

Afuera, un grupo de manifestantes enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), realizaba una ruidosa protesta contra el Presidente, con quema de gomas, bombos y fuegos artificiales, en rechazo a los despidos en el Estado.