Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri mandó al Senado los pliegos de los candidatos para la Corte

Tras haber nombrado por decreto a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, el Presidente envió los pliegos para su aval en el Congreso. Necesita dos tercios de los votos y apoyo del PJ

Carlos Rosenkrantz

Carlos Rosenkrantz

En el primer día de actividad judicial tras la habitual feria de enero, el presidente Mauricio Macri envió ayer al Senado los pliegos de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz como candidatos a ocupar las vacantes en la Corte Suprema que dejaron Carlos Fayt y Eugenio Zaffaroni. De esta manera, el Poder Ejecutivo optó por activar los mecanismos tradicionales para completar al alto Tribunal, luego de que Macri designara a los juristas por decreto el 14 de diciembre pasado para enviar un señal de autoridad y terminara, en rigor, generando una catarata de críticas de propios y extraños por tomar un atajo de dudosa institucionalidad.
Ante esos cuestionamientos, el mandatario decidió hacer un impasse, acordar con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, no tomarle juramento a Rosatti y Rosenkrantz hasta febrero y abrir el habitual mecanismo de consulta pública por el cual el Ministerio de Justicia evaluó "7.595 presentaciones y opiniones con respecto a los candidatos". Ayer, Macri remitió los pliegos al Congreso para iniciar su tratamiento en la Cámara alta en marzo, cuando se inicie el período de sesiones ordinarias.
Con todo, nadie se animó a negar en la Casa Rosada que en los próximos días no se le vaya a tomar juramento a los jueces, antes de la aprobación de sus pliegos. "El decreto de la designación de los dos jueces de la Corte sigue vigente y la jura es una decisión política", afirmaron ayer en los pasillos de la sede de Gobierno.
El Alto Tribunal hoy funciona únicamente con los actuales tres miembros, Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda. Macri necesita contar cuanto antes con dos jueces confiables en la Corte, ante los litigios que se acumularán en esta etapa del programa económico, y que no descartan la conflictividad social. Según la misma fuente, el Presidente tanteó a Lorenzetti en la última reunión que ambos mantuvieron el 19 de enero pasado, para ver si se podían acortar los plazos de la jura. El juez dejó la pelota del lado del Ejecutivo.
Para aprobar los pliegos en el Senado, el oficialismo deberá reunir los dos tercios de los votos. Esto significa que el Gobierno deberá sentarse a negociar con el peronismo y, antes, sortear sus internas entre el ala política –integrada por Rogelio Frigerio y Emilio Monzó– contra la económica de Alfonso Prat Gay o la comunicacional de Marcos Peña, que con medidas como la del aumento de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires voló por los aires el ablande que los dos primeros venían haciendo con los gobernadores para alinearlos en el Congreso. En medio de las críticas furiosas de los mandatarios peronistas, que lograron aglutinarse en pos del reparto equitativo de la coparticipación, el jefe de la bancada de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, propuso días pasados un "acuerdo de gobernabilidad" que, entre otros proyectos, contemple ambas designaciones para cubrir las vacantes en la Corte si el Gobierno asiste financieramente a las provincias y se reactivan obras. Ayer, el rionegrino elogió la "decisión positiva del Gobierno Nacional" por considerar que "es lo que marca la Constitución que se debe hacer para completar los cargos vacantes en la Corte Suprema". "Es lo que corresponde. Ahora hay que completar el mecanismo que prescribe el Decreto 222/2003 y estudiar los antecedentes de los candidatos en la Audiencia Pública de la Comisión de Acuerdos", opinó.
Por las dudas, en su entorno remarcaron a grito pelado que el bloque rechazará los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz si asumieran en comisión, antes del tratamiento en el Senado. "Este bloque va a rechazar el pliego de cualquier juez que jure en la Corte nombrado por decreto", afirmó un vocero. La negociación está abierta.