Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri logró un compromiso empresario para no reducir empleos por 90 días

En la Casa Rosada creen que un sector de la oposición aceptará cambiar la ley. Pero si no limitan su efecto negativo, estudian aplicar un veto parcial a la iniciativa

Un día antes de que la ley antidespidos comience a ser debatida en Diputados, el presidente Mauricio Macri convocó a la Casa Rosada a 200 grandes empresarios, entre los que se contaban como Luis Pagani (Arcor) y Eduardo Elsztain (IRSA) y, por separado, a los referentes de varias centrales obreras, como Luis Barrionuevo y Antonio Caló. El mandatario hizo firmar a los industriales un compromiso de que no habrá despidos en los próximos 90 días y hoy anunciará una batería de medidas para las Pymes. Con estos gestos, Macri busca sumar respaldos en caso de vetar parcialmente la ley antidespidos, aunque todavía el oficialismo anhela que el proyecto vuelva al Senado y sufra modificaciones.
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, llamó durante todo el fin de semana a los empresarios. "Vengan el lunes a firmar un compromiso, no queremos sólo una declamación pública", planteó el funcionario. Macri entró al Salón Blanco a las 18.32. Lo asistentes lo recibieron con aplausos.
En ese escenario, el Presidente presentó el acuerdo titulado "Compromiso por el empleo" que resalta la idea de "no reducir" los "planteles de empleados durante al menos 90 días"; "generar planes de inversión para promover más puestos de trabajo"; y trabajar en una "agenda de desarrollo" junto a los gremios.
Por otra parte, Macri resaltó que el compromiso firmado agrega un párrafo para expresar el rechazo a la propuesta de ley de antidespidos porque "produce un cepo al trabajo que dificultará las nuevas inversiones y generará el efecto contrario al que dicen buscar". Un funcionario muy cercano al Presidente lo resumió así: "Decime, ¿quién va a venir plata acá con esta ley?".
Además Macri les reclamó a los asistentes que "pongan lo que tienen que poner". "Globant va a contratar a 5000 trabajadores y Pérez Companc otros 1100 empleos más", arengó el Presidente con tono desafiante. En el Gobierno creen que la inversión local es el primer paso para que llegue capital extranjero. El Presidente reforzará esa idea mañana cuando viaje a Rosario para anunciar inversiones de General Motors, en la planta de la automotriz, en Rosario.
A su vez, Macri mantuvo la estrategia de las últimas semanas y reconoció que hay ciudadanos que atraviesan una "difícil" etapa, pero responsabilizó a la herencia recibida del kirchnerismo. Además reforzó la polarización con el FpV en su discurso cuando cuestionó, sin nombrarlos, a los legisladores K que impulsan el proyecto antidespidos: "hacer política no es reunirse para crear trabas, eso es bastardear la política".
Al finalizar el discurso, Macri se retiró, pero antes saludó a hombres de su confianza como el titular del Banco Nación, Carlos Melconian; el jefe de la AFIP, Alberto Abad; el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui y el diputado de Parlasur, Fabián Rodríguez Simón, quienes se sentaron muy cerca del atril. 
Tras el acto, el Presidente se reunió con su par de Paraguay, Horacio Cartes, a pesar de que el ministro de Trabajo, Jorge Triacca, seguía discutiendo con los referentes del sindicalismo.
El mandatario anunció este compromiso, a un día de que Diputados comience a debatir el proyecto antidespidos y con la expectativa de que los empresarios hoy vayan al Congreso a plantear sus objeciones. En Cambiemos trabajan para limitar el alcance de la ley original, por lo que esperan que un sector de la oposición (Sergio Massa o Diego Bossio) apoye cambios al texto así vuelve al Senado y dilata el debate. En caso de que el Congreso apruebe el texto tal cual está hoy, Cambiemos analizar asumir el costo político de vetar parcialmente el proyecto. 
En busca de sumar apoyo, hoy lanzará medidas para las Pymes, junto al ministro Cabrera, entre los que figuraría aumentar los subsidios estatales a los salarios de empresas en crisis, llamados Repro.