Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri le aceptó la renuncia a Oyarbide y ya se oficializó en el Boletín Oficial

El Presidente lo había adelantado ayer y hoy el ministerio de Justicia lo comunicó a través del Boletín Oficial. Según fuentes del Gobierno, el presidente pensaba que "le hizo mucho daño al poder judicial". 

Macri le aceptó la renuncia a Oyarbide y ya se oficializó en el Boletín Oficial

El Gobierno nacional aceptó de manera oficial la renuncia que el juez federal Norberto Oyarbide había presentado la semana pasada.

La decisión fue comunicada ayer por el presidente Mauricio Macri y hoy a través del decreto 580, publicado en el Boletín Oficial, que señala que "es necesario proceder" a la aceptación de la salida del ahora ex magistrado.

Si bien dentro de Cambiemos había algunos sectores que pedían que se rechazara la denuncia, para que se continuara con el juicio político contra Oyarbide, ayer el presidente Mauricio Macri adelantó que aceptaba su renuncia.

"Estamos dando un paso más hacia un país con una justicia verdaderamente independiente", aseguró el Presidente a través de un posteo en Facebook, en donde anunció y explicó su situación. 

El jefe de Estado indicó que se siente "aliviado" porque "este señor no va a fallar más", y luego remarcó que desea que se incie un juicio político en su contra. 

Tal como contó EL CRONISTA un día después de que trascendiera la decisión del juez de dejar su puesto, la renuncia, aunque él no lo admita, fue negociada con el Poder Ejecutivo. Así lo revelaron fuentes judiciales que caminan los tribunales de Retiro e incluso en voz baja lo admitieron quienes tienen buena llegada con la Casa Rosada.

Desde finales del año pasado, luego del triunfo electoral de Cambiemos, Oyarbide renovó sus expectativas de continuar como juez, más allá de que en enero cumplió 65 años y, con 40 dentro del Poder Judicial, estaba en condiciones de jubilarse. 

Buscó recuperar poder territorial quedándose con una causa fuerte. Ni se tomó vacaciones y empezó a tejer lazos con el macrismo hasta reunirse con Daniel Angelici, el operador judicial sin cargo que el Gobierno tiene en Comodoro Py. Ese acercamiento lo denuncio Elisa Carrió y, más que nunca, Oyarbide quedó expuesto a una cornisa inevitable.

Germán Garavano, ministro de Justicia de la Nación, había recomendado aceptarle la renuncia al juez federal.