U$D

MARTES 19/02/2019

Macri intervino para frenar el conflicto militar y aceptó revisar los sueldos

Aguad reconoció que atenderán el malestar de las fuerzas, que boicotearon el desfile del 9 de julio por la magra actualización. El personal civil prepara un paro y movilización

Macri intervino para frenar el conflicto militar y aceptó revisar los sueldos

El Gobierno aceptó reabrir la discusión sobre la recomposición salarial del personal de las fuerzas armadas, que ayer por la mañana sorprendieron por su alto grado de confrontación al forzar la suspensión del tradicional desfile militar por el Día de la Independencia a raíz del 8% de actualización que la Casa Rosada había definido otorgarles a mitad de semana.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó que se abrió una instancia de diálogo, por pedido de Mauricio Macri, con los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea para rever la recomposición salarial. Al aire en Radio Mitre, el funcionario se hizo "responsable" del bono que generó "malestar", y completó: "Fue un error, que está en vías de corregirse".

De acuerdo a sus expresiones y de fuentes militares a este diario, Defensa llevará "una nueva propuesta" desde el Edificio Libertador al Palacio de Hacienda, para aliviar el malestar de las bases y de los oficiales castrenses. La intención es acordar un piso del 15%, como el que ya tiene el resto de la administración pública, y recomponer el suplemento por responsabilidad jerárquica y el cálculo de Suplemento por Administración del Material, ítems que engrosan los recibos de sueldo.

La decisión de los oficiales de boicotear el tradicional cortejo castrense del 9 de julio rindió efecto inmediato ante un Gobierno que procura no abrir más frentes de conflicto. Fue un giro de 180 grados respecto a los términos en los que el presidente Macri se expresó una semana atrás, cuando en Olivos le dijo al jefe del Estado Mayor Conjunto, Bari del Valle Sosa, que los militares debían entender que eran "las fuerzas armadas de un país fundido". Bajo esa impronta fue que Hacienda y Defensa se animaron a oficializar el martes de esta semana sumas remunerativas, no bonificables y no acumulables de $ 2000 y de $ 4500 en vez de un ajuste a tono con la inflación. Hoy es letra muerta.

Pese al gesto de descompresión, la novedad comunicada a última hora no logró que se reanude el desfile (que la Casa Rosada canceló aduciendo "cuestiones presupuestarias") ni el paro nacional con movilización del personal civil.

En momentos de "turbulencia", como le gusta expresar al oficialismo, los militares se reconocen como la "variable de ajuste" por donde el Gobierno puede acelerar el ajuste del gasto. Los sueldos de las tres fuerzas, más el personal administrativo, insumen cerca del 80% de las partidas del área de Defensa.

Si bien los militares no están sindicalizados, ni pueden ejercer el derecho a huelga, sí tienen esa garantía los trabajadores civiles de las fuerzas armadas que, ante la paritaria a la baja, definieron movilizarse el jueves para reclamar que se reanuden conversaciones, se les reintegren días de licencia y se contemplen los pases a planta.

Maximiliano Bares, delegado de ATE en el Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad (Iosfa) anunció luego de un plenario sindical la convocatoria a un paro nacional con marcha del sector. "Hay un malestar generalizado con la decisión del Gobierno de ajustar por todos lados. La mayoría de los compañeros civiles cobramos $ 14.000 en mano; es decir, sueldos que están por debajo de la línea de pobreza que marca el Indec", comentó a El Cronista el referente de una dotación de casi 7000 empleados.

Comentarios2

Soldado que recula, sirve para otra guerra . . . A los únicos que se animó a cagar bien cagados, fue a los jubilados bajándoles los haberes

Ricardo Nandin
Ricardo Nandin 06/07/2018 01:25:53

O sea, una vez mas MACRI RECULO !

Más notas de tu interés