Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri habló a los 100 días: "Presentaremos el nuevo índice de inflación entre abril y mayo"

Inflación, el Indec, los despidos en el Estado fueron algunos de los temas de la entrevista con siete periodistas. Dijo también que "las inversiones están en proceso" 

Macri habló a los 100 días:

Fue un hecho histórico porque nunca un presidente había concedido un reportaje a varios periodistas por la televisión estatal. Ayer, al caer la tarde, Mauricio Macri respondió durante una hora las preguntas de seis periodistas, moderados por el gerente periodístico de Canal 7, el respetado colega Néstor Sclauzero. La entrevista se grabó a las 11 de la mañana en la terraza del Centro Cultural Kirchner y participaron Jorge Fernández Díaz (La Nación y Radio Mitre); Valeria Cavallo (Directora de Infobae); Fabiana Del Prá (Canal 12 de Córdoba); Omar Nóblega (Canal 10 de Tucumán); Ricardo Carpena (vicedirector de la agencia oficial Télam) y Fernando Gonzalez (director de El Cronista). Los temas fueron variados, económicos y políticos, pero la preocupación por la inflación ocupó gran parte del arranque de la entrevista y la mayor cantidad de tiempo entre las cuestiones bajo análisis.
–Según una última encuesta, la inflación aparece como la principal preocupación de los argentinos. Pero cuando se pregunta quiénes son los culpables, un 42% culpa a los empresarios porque ponen precios desmedidos. ¿Por qué no hay sanciones a esos empresarios y le ponen una dinámica más fuerte a la inflación que viene por la cuestión heredada? 
–Porque el Estado no tiene sistema de información para chequear esos temas y además vos después deberías sobrevivir a una situación judicial. En el gobierno pasado se habló todo el tiempo, porque para ocultar su responsabilidad de haber pasado de los superavit gemelos de los que Néstor Kirchner se mandó la parte, al creciente déficit fiscal hasta llegar al nivel más alto, siempre le echaron la culpa a los empresarios. ¿Dónde estuvieron las sanciones? No tenían información, no tenían interés porque sabían que al final del camino un juez, como hizo con las consultoras que midieron la inflación, los iba a defender.
–Si el Estado no tiene armas, ¿cómo combate?
–Hoy no tiene. Por eso es importante empezar diciendo la verdad. Que cuando Argentina, el Estado, baje su déficit fiscal y lo lleve al equilibrio va a pasar lo mismo que en Uruguay, Chile, donde no hay inflación. La inflación es preocupante, es un monstruo que crece y complica a los que menos tienen. Es culpa de un Gobierno que administró mal, donde hubo pícaros que se abusaron de la situación. Es un proceso largo cuyos resultados se verán en el segundo semestre. Necesitamos herramientas para poder castigar a los que aumentan los precios.
–Una herramienta para poder castigar a los responsables y al mismo tiempo dar transparencia a la sociedad ¿sería publicar cuánto antes un índice nacional de precios?
–Sin duda. Estoy 100% de acuerdo. Hubo una tensión entre (Jorge) Todesca –titular de Indec– y (Graciela) Bevacqua –ex directora técnica del Indec– porque ella decía que necesitaba más de 1 año para dar información fidedigna; y conociendo a los argentinos yo dije que estar un año a oscuras, sin información era imposible. Estamos con buena fe, queremos decir la verdad, no queremos ocultarla. Es por eso que se sabrá perdonar si el índice de entrada no es el perfecto, pero lo presentaremos entre abril y mayo; es lo que sobrevivió a esta crisis entre Todesca y Bevacqua. Yo lamenté la salida de ella porque quiero sumar a los mejores pero creí interpretar que la prioridad era tener una medición.
–Usted anunció un cambio en Ganancias que, a la luz de su promesa electoral, no dejó a muchos conformes. ¿Por qué cedió la iniciativa de modificar las escalas al Congreso y a la oposición?
–Hay que debatirlo, pero las escalas van por ley. A todos nos gustaría ir más rápido. Pero en breve, miles de argentinos notarán entre un 9 y 22% de mejora en los salarios y no acepto lo que ha hecho Cristina Fernández usando la mentira de la inflación para cobrarle el Impuesto a gente que no había mejorado su poder adquisitivo para pagarlo. Eso es mentir deliberadamente.
–¿En cuánto tiempo piensa que creará empleos?
–Ya estamos generando más empleo a la vez que se pierden otros por esta recesión de Brasil. La clave del crecimiento pasa por la confianza, porque genera inversión: no hay otro camino. El que quiera abrir una fábrica tiene que saber que se le van a respetar sus derechos, que hay una ley. Hay que sostener la palabra. Un ejemplo es el trigo: exportamos 80 millones anuales de galletitas cuando en Italia se exportan miles de millones de galletitas y de pastas sin tener el trigo que nosotros tenemos. ¿Por qué no tener esas fábricas acá?
–¿Por qué echó a gente de la administración pública y puso a los suyos?
–El diagnóstico del desempleo es que el gobierno anterior ocultó la desocupación creando 1,5 millones de empleos. La mayoría no son ñoquis, si no que van a su trabajo y pasan ocho horas mirando el reloj porque no tienen nada que hacer. Es denigrante y ofensivo. Lo que hicimos fue tan solo corregir, sobre un universo de 20.000 empleados públicos que entraron en los últimos 10 minutos, sin concurso, sin legitimidad, para acomodar de último momento un poco más de militancia política.
–Vino el presidente de Francia, ahora Obama. ¿Cuándo habrá inversiones?
–Las inversiones están en proceso. Por ejemplo, la empresa Dow ya anunció que hará inversiones en Bahía Blanca y la primera licitación por energías renovables será a fines de abril. Pero las inversiones vamos a verlas con mayor frenesí a final de este año o el próximo. Mien tras tanto, el Estado tiene que seguir cuidando a los necesitados.
El presidente Mauricio Macri reclamó a los jueces que "no tengan vida política" y pidió más celeridad para los casos de corrupción. Estas definiciones fueron parte de la entrevista en el Centro Cultural Kirchner, con periodistas de El Cronista Comercial, La Nación, Agencia Télam, Infobae, Canal 10 de Tucumán y Canal 12 de Córdoba, que en un formato inédito para el país entrevistaron al jefe de Estado durante algo más de una hora. 
–Su amiga, ‘Lilita’ Carrió (Elisa, diputada de la Coalición Cívica) dijo que el peor error que hizo el Gobierno fue poner a Ricardo Echegaray en la Auditoría General de la Nación y también dijo que Angelici (Daniel, presidente de Boca Juniors) era un operador del Gobierno en la Justicia. ¿Qué dice usted de eso?
–A Echegaray no lo pusimos nosotros. Tiene derecho a ponerlo la oposición. Trajeron ese candidato y mientras no tenga ningún cuestionamiento legal que lo descalifique había que aprobarlo. Así que no había alternativa. Hubiera sido incumplir con lo que marcan las instituciones. Respecto a lo segundo, Daniel Angelici es el presidente de Boca. Ya se lo dije a ella, no lo tomo... no acepto que sea un operador en la Justicia. Es un hombre con su militancia radical de años hizo un enorme aporte al crecimiento del PRO y hoy de Cambiemos. Y ayuda en todo lo que puede para que el país salga adelante. Pero su prioridad hoy es Boca y Boca te lleva 110% de tu tiempo.
–Varios sindicalistas dicen que no cumplió con los trabajadores. ¿Se siente en deuda?
–Todo lo que vamos a hacer tiene eje en la pobreza cero y se mide en cuantos empleos generamos. El camino es con trabajo. El plan es un paliativo que se transformó en algo permanente.
–Usted quería promover un pacto social con sindicatos y empresarios. ¿Qué pasó?
–Estamos en dinámica de contacto permanente con cada sector y no nos ha dado el tiempo. Las demandas de cada sector son infinitas.
–Hay mucho cuestionamiento a partir de los casos de corrupción, por el caso de Lázaro Báez (empresario allegado al kirchnerismo). ¿Va a haber alguien preso por corrupción en Argentina? Por otro lado, ¿cómo toma los cuestionamientos a los contratos de obra pública con Nicolás Caputo (empresario propietario de Caputo Construcciones y de porcentajes de compañías como SES) que usted ha dicho que es su "amigo del alma"? 
–La Argentina se va a curar en base a transparencia. Para eso tiene que haber licitaciones transparentes que se publiquen en internet, se vean las bases, puedan participar todos, competir y ganar uno. Todavía no me han dejado empezar a trabajar y ya están preocupados por lo que puede llegar a pasar. Respecto a la corrupción: yo estoy tan harto como están todos los argentinos. Esta pregunta tenemos que hacerla a otro poder que no es el Ejecutivo. Tengo que decirle a los señores del poder judicial que no queremos mas impunidad en la Argentina. Que sepan que desde el Ejecutivo no vamos a correr jueces, no vamos a perseguir a nadie, les vamos a dar la información que necesiten. Pero la tarea es de los jueces, no es del presidente. La sociedad tiene que reclamar a los jueces por el fin de la impunidad. Y yo quiero hacer mi aporte: si algún funcionario mío se equivoca, yo le pido a los jueces que no esperen 15 años. Arranquen la investigación ahora, yo los voy a ayudar. Si no todo se habla y no se soluciona y pasa al olvido como con el Caso Ciccone. La Argentina necesita de jueces que tengan coraje, independencia, que no quieran ser amigos de nadie. No tienen que tener vida política, no tienen que estar relacionados con el periodismo. Tienen que actuar de forma independiente, estar en sus estudios, en sus dictámenes, en sus fallos, en sus papeles.
–¿La crisis en Brasil retrasa la reactivación de Argentina? Por otro lado, ¿qué expectativas tiene de la visita de Obama?
–Lo primero es un dato exógeno. Nos afecta lo que pasa en Brasil. Es el principal socio de Argentina. El 40% de lo que vendemos va a Brasil y lo están sufriendo mucho aquellos que le venden a Brasil. Y ese es un dato para el que, lamentablemente, no tenemos solución. Más allá que esta tarea de confianza es recibir al mundo como a Francois Hollande o Matteo Renzi son demostraciones que el mundo dice la bienvenida a Argentina. Pero eso nunca va a poder reemplazar a Brasil. Nos cabe apostar a que Brasil va a salir de la crisis político económica porque cae vertiginosamente su economía y nos pega. Por otro lado, Obama: tengo gran respeto por su liderazgo. Compartimos banderas en defensa de la democracia, Derechos Humanos, lucha contra el terrorismo y cambio climático. Vivo su visita como una enorme demostración de afecto del pueblo americano, como apoyo de su gobierno a nuestro gobierno.
–Hay mucho antinorteamericanismo en la base social de la Argentina, que tiene algunas explicaciones como el apoyo a la dictadura militar.
–No creo que pase por ahí. A la vez fue de los primeros gobiernos que ayudó con Carter (James, ex presidente de Estados Unidos a la cabeza). Creo que pasa porque acá hay una corriente de pensamiento que en vez de barrer para adentro prefirió buscar un culpable interno y externo. También ese antiamericanismo es incoherente: ¿por qué los argentinos cuando tienen la oportunidad de viajar lo hacen a USA?. O porque un país que produce carne, Mc Donald‘s tiene tal éxito. Hay algo ahí que no es sincero. Transformaremos esa bronca, dolor en una energía que nos ayude a crecer. No es casualidad el Papa, Lionel Messi. Somos un país talentoso.
–Hoy muchos países, incluido Estados Unidos, que se acercan a Irán. Cuándo vaya a la ONU, ¿pedirá por la captura de los acusados iraníes por el atentado a la AMIA?
–Todo lo que haga esclarecer el episodio de la AMIA y el de la muerte del fiscal Nisman va a contar con el apoyo de nuestro Gobierno, independientemente de esta política de querer volvernos a abrir al mundo.