Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri faltó a un acto en Santa Fe y Lifschitz le hizo reclamos por obras

El gobernador socialista encabezó solo el acto y le pidió a la Nación que incluya a su provincia dentro del Plan Blegrano. Suspicacias por la ausencia del Presidente

En medio de un temporal, el presidente Mauricio Macri decidió no asistir al acto que iba a encabezar en Santa Fe por el 203 aniversario del Combate de San Lorenzo. Con esta decisión, el mandatario desairó al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien encabezó el acto con varios reclamos al gobierno nacional.
Macri arribó ayer al aeropuerto de Rosario, pero por las severas precipitaciones no viajó hasta la zona de San Lorenzo, donde el acto tuvo que hacerse bajo techo, en una escuela. El presidente regresó a Córdoba, la provincia donde obtuvo un decisivo 71% de votos en la segunda vuelta contra Daniel Scioli, y donde estaba descansando el fin de semana.
El mandatario evitó así la cita que tendría cara a cara con los socialistas que gobiernan Santa Fe. La ausencia de Macri desairó las expectativas que tenía tanto el intendente de San Lorenzo como el gobernador Lifschitz sobre posibles anuncios de obra pública, en especial, mejoras en la ruta 11. Antes de que viaje Macri, el gobernador Lifschitz preparó el terreno y metió presión: a través de los medios, reclamó que la Nación incluya a su provincia en el plan Belgrano Norte, que manejará inversiones millonarias en infraestructura para distritos del país. El gobernador ve que Macri deja afuera a su provincia de este plan y esa decisión caldea la relación entre ambos. Es tal el interés de Lifschitz que dos semanas atrás, le presentó en persona el mismo reclamo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
Pero hubo otros pedidos durante el discurso de cierre de la ceremonia, que se produjo luego del lanzamiento de paracaidistas, la carga de caballería a cargo del Regimiento de Granaderos a Caballo, la lectura del parte de combate y el desfile de tropas. Sobre la tarima del colegio Santa Rosa, donde se desarrolló el acto, Lifschitz fue el orador principal y reclamó que "pretendemos que nos acompañen con obras que hace años nos vienen prometiendo". A su lado, lo miró en silencio el ministro de Defensa, el radical Julio Martínez, quien a primera hora de la mañana, cuando aún no llovía sobre Santa Fe, tuiteó que encabezaría el acto con el Presidente. Este iba a ser el primer acto del ministro, junto a Macri, luego de remover a la cúpula militar que tenía lazos con el kirchnerismo.
El gobernador de una de las provincias con mayor producción agropecuaria le habló a un Macri ausente: "Le pedimos al gobierno nacional que apoye a pequeños productores del campo". Entre esos reclamos, Lifschitz agregó que "terminar con la pobreza no es solo un discurso hay que trabajar todos los días", en lo que fue un dardo dirigido contra el principal objetivo que anunció el líder del PRO cuando asumió. En esa línea, el socialista remató que "no hay proyecto de país si no están incluidos los trabajadores", justo cuando los gremios se arremangan ante la Casa Rosada por las negociaciones paritarias.
Este discurso fue aplaudido en especial por el el ex mandatario, Antonio Bonfatti, quien anunció públicamente durante los comicios de 2015 que no votaría por Macri ni en segunda vuelta.