Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri estimó que si por el blanqueo entran u$s 30.000 millones, no se pedirán más créditos externos

Para el mandatario, "eso nos va a permitir que el sector privado por primera vez tenga acceso a crédito de largo plazo y a tasas sumamente bajas". 

Macri estimó que si por el blanqueo entran u$s 30.000 millones, no se pedirán más créditos externos

El presidente Mauricio Macri se mostró confiado en que con el blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno ingresarán a la Argentina unos u$s 30.000 millones, y aseguró que eso generará “una corriente de financiamiento inédita” para el país que permitirá evitar la emisión de deuda externa.

 Además, volvió a justificar las medidas económicas adoptadas en el primer semestre porque “el Gobierno anterior gestionó sobre la base de un enorme fraude” e insistió en que los ajustes le dolieron “en el alma” porque sabe “a cuánta gente le está costando”.

Si logramos una cifra superior a los u$s 25.000 millones, u$s 30.000 millones, la Argentina va a estar financiando su gradual reducción de inflación. Y eso nos va a permitir que el sector privado por primera vez tenga acceso a crédito de largo plazo y a tasas sumamente bajas”, expresó Macri en relación al blanqueo.

En diálogo con los diarios Clarín y La Nación, desde Alemania, el mandatario sostuvo que esa cifra le permitirá a la Argentina evitar la emisión de deuda.

Nos retiraríamos del mercado de crédito y eso nos permitiría que todo el crédito de la Argentina vaya para el sector privado. Insisto, va a producir una corriente de financiamiento inédita en nuestra historia”, subrayó.

Asimismo, Macri reafirmó su promesa de que en el segundo semestre bajará “drásticamente la inflación”, que se “va a sentir el avance de la obra pública” y que van a “empezar a llegar las inversiones”, pero aclaró que “no es algo que llega automáticamente”.

Por otro lado, volvió a defender las medidas que tomó el Gobierno en los primeros meses de gestión y acusó al kirchnerismo de gobernar “sobre la base de un enorme fraude, porque se alteraron las estadísticas de absolutamente todo”.

“Si hubiese habido otra manera de empezar a bajar la inflación, de tener inversiones para tener de vuelta energía, la hubiese tomado. Me duele en el alma, porque sé a cuánta gente le está costando esto, pero espero que crean, que estén seguros de que es lo que tenemos que hacer para volver a crecer y tener trabajo”, expresó.

Por último, tras admitir que hubo equivocaciones, afirmó que el objetivo de los cuatro años de gestión será el de bajar la pobreza.

“Si cuando termino mi presidencia no bajé la pobreza, habré fracasado, más allá de las cosas que hayamos obtenido. Todo lo demás serían excusas. Y la pobreza medida en forma independiente”, señaló el mandatario.