Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri en Salta: tribunas enfrentadas, un piropo a Macedo y “Güemes no se vende”

Inauguró el nuevo Museo Güemes en la capital de la provincia. Hubo reclamos por Milagro Sala, enfrentados con cantos de “Sí, se puede”.

Mauricio Macri, Juliana Awada, Juan Manuel Urtubey e Isabel Macedo, en la inauguración del nuevo Museo Güemes.

Mauricio Macri, Juliana Awada, Juan Manuel Urtubey e Isabel Macedo, en la inauguración del nuevo Museo Güemes.

El presidente Mauricio Macri asistió esta noche a la inauguración del nuevo Museo Güemes, en la capital de Salta, en un acto que tuvo más de un detalle colorido, desde cánticos enfrentados entre los asistentes a un piropo a la primera dama de la provincia, la actriz Isabel Macedo, casada con el gobernador Juan Manuel Urtubey.

En su discurso, Macri habló del Plan Belgrano: puso de relieve las obras viales que se están realizando, destacó la construcción de vías para el Belgrano Cargas y mencionó las obras en el aeropuerto local.

También destacó en su mensaje la gesta del general Martín Miguel de Güemes, protagonista de una época de la patria en la que "hombres y mujeres se jugaron la vida por la libertad en busca de sus sueños" con un sentimiento que, dijo, es el mismo que se está “viviendo hoy en la Argentina" con su Gobierno.

En la ceremonia, Macri estuvo junto a la primera dama, Juliana Awada, Urtubey, Macedo y los exgobernadores Juan Carlos Romero, Roberto Ulloa y Hernán Cornejo. A la salida del acto, los exmandatarios fueron insultados por un grupo al grito de “Güemes no se vende”. También asistió el gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

En su discurso, el mandatario también le dedicó un piropo a Macedo. "Salta no para de incorporar nuevas atracciones y bellezas a su realidad, no sólo lo digo por el Museo, sino también por la primera dama salteña que hemos incorporado", dijo en referencia a la actriz, con cuya imagen se quedaron las cámaras cuando entonó a viva voz, y sin titubeos, el himno a Güemes, típicamente salteño.

Antes y durante el acto, grupos de izquierda concentraron sobre la avenida Belgrano, a 200 metros de la casa museo de Güemes, para repudiar la presencia del Presidente. Llevaban carteles a favor de la liberación de Milagro Sala y en referencia al conflicto docente. Una militante de la Tupac Amaru que logró pasar el vallado y quedar a metros de Macri fue rápidamente interceptada por la policía local y sacada del perímetro vallado.

Como contrapartida, un pequeño grupo al que sí se le permitió el acceso a la calle del museo daba su aliento al mandatario con una pancarta que decía “Presidente no afloje; ¡Güemes con usted!” y un afiche de la campaña presidencial de 2015. Entonaban el mismo canto de campaña: "¡Sí, se puede!".

La obra de restauración y reconstrucción del Monumento Histórico Nacional, que contiene el Museo, en la capital salteña, mantiene los locales originales y los distintos materiales y tecnologías del edificio y, según especificó Presidencia, tuvo un costo total de 30 millones de pesos, obtenidos con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo.