Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri definió 2016 como un año "duro"

Dirigentes políticos de todos los sectores utilizaron la red social Twitter para despedir el 2016 y darle la bienvenida al 2017, un año clave que pondrá a prueba al oficialismo y las distintas fuerzas de oposición en las elecciones legislativas, cuyos resultados condicionarán el tablero político de cara al 2019.
El presidente Mauricio Macri tomó la delantera y difundió un video para sus seguidores de Twitter en el que reconoció que el 2016 fue "un año duro" que puso "a prueba" a los argentinos, en tanto que pidió redoblar los esfuerzos para ir a paso firme en el "largo camino" hacia la "felicidad".
Varios de sus ministros, como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; de Desarrollo Social, Carolina Stanley; de Producción, Francisco Cabrera, y de Interior, Rogelio Frigerio, decidieron reproducir en sus propias cuentas el video del presidente.
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, publicó un mensaje con connotaciones religiosas, al solicitar que "el espíritu de Dios nos traiga verdad y reconciliación". Por el lado de la oposición, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, no se perdió la oportunidad de saludar a los argentinos por el año nuevo y, a diferencia del oficialismo, apuntó a la responsabilidad del Estado para que cada persona "pueda ser feliz y realizarse". Desde el Frente para la Victoria, el mensaje más esperado fue el de la ex presidenta Cristina Kirchner, quien apeló al sarcasmo para referirse a su situación judicial, a través de la publicación de los resultados de una encuesta falsa en los que se la acusa de "haber crucificado al joven Jesucristo".
Su último ministro de Economía, el diputado Axel Kicillof, también aprovechó la ocasión para hacer una suerte de balance de año destacando las luces y sombras: "2016 fue el año en el que el neoliberalismo volvió a la Argentina, de la mano de Macri. Pero fue, también, el año en que el pueblo volvió a organizarse para defender sus derechos y construir nuevas mayorías".