Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri anunció el pago de $ 30.000 millones a las obras sociales de los gremios

Con los principales sindicalistas en primera fila, con la excepción de Moyano, sostuvo que así se cancela una “deuda histórica”. Además, puso en marcha un plan de Cobertura Universal de Salud.

Macri anunció el pago de $ 30.000 millones a las obras sociales de los gremios

El presidente Mauricio Macri anunció esta tarde la puesta en marcha de un plan de “cobertura universal de salud” y “pagos” las “deudas históricas” con las obras sociales sindicales.

Durante un acto con dirigentes gremiales en la Casa Rosada, Macri anunció la decisión de “crear la cobertura universal de salud” y luego informó que “con los compañeros” se decidió “fortalecer el sistema de salud pública” así como “las obras sociales” a partir de “pagar estas deudas históricas”.

La deuda del Estado con las obras sociales sindicales asciende a un estimado de $ 30.000 millones.

El acto, que se realizó en Salón Blanco de la Casa Rosada, contó con la presencia en primera fila de los gremialistas entre los que se encontraban Antonio Caló (UOM) y Gerónimo Venegas (UATRE). El gran ausente, Hugo Moyano.

La medida forma parte de un conjunto de reformas que fueron presentadas esta tarde y que apuntan a asegurar un funcionamiento más equitativo, organizado y eficiente del sistema de salud, señaló Macri.

El paquete incluye también el pago de "estas deudas históricas que se arrastran desde hace años” con las obras sociales, agregó el Presidente.

Al respecto, recordó que "mucho se ha hablado de este tema", pero todo "quedó en palabras y no se cumplió, como en tantas otras cosas", y destacó la importancia de "simplificar procedimientos", porque "si se le facilita la vida a la obra social, se le facilita la vida al trabajador".

Las reformas previstas establecen el mecanismo de reparto de una masa de dinero de casi 30 mil millones de pesos recaudados por el Fondo Solidario de Redistribución, que había sido retenido, particularmente durante la última década.

El objetivo es que esos recursos contribuyan a reparar y saldar las acreencias acumuladas con las obras sociales y también a asegurar  un mejor funcionamiento del sistema.

Un total de 2.704 millones de pesos recaudados durante 2015 serán girados para el  pago de prestaciones de alto costo que se adeudaba a las obras sociales.

Otros 8.000 millones de pesos serán destinados a financiar el fortalecimiento de los hospitales públicos en el marco de la estrategia de la Cobertura Universal que impulsa el Ministerio de Salud como política de Estado, con especial énfasis en la población de menores recursos,  cuya salud es cubierta por el sector público.

Y 4.500 millones de pesos se asignarán a la conformación del Fondo de Emergencia y Asistencia de los agentes del seguro de salud, que brindará asistencia financiera a obras sociales ante casos de  epidemias y para el desarrollo de programas de prevención o la atención de situaciones especiales.

El remanente de poco más de 14.000 millones de pesos será colocado en bonos en pesos (Bonar 20) con amortización integral a su vencimiento, que permanecerán en custodia en el Banco Nación a nombre de la Superintendencia de Servicios de Salud.

Los intereses de esos bonos, pagaderos trimestralmente, serán integrados al Fondo Solidario de Redistribución volviendo de tal forma al sistema de salud para el pago de prestaciones.

Además, se modifica y aumentan la matriz de ajuste por riesgo prevista en el decreto reglamentario de la ley de obras sociales, el subsidio automático nominativo de las obras sociales y el subsidio de mitigación de asimetrías.

Estos mecanismos distribuyen la recaudación del Fondo Solidario de manera tal que nivelan las diferencias del sistema para asistir a aquellas obras sociales cuyos afiliados tienen menor salario promedio.