Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri confirmó que sacará las sanciones por revelar datos de los beneficiarios

El mandatario invitó a la prensa al comedor de la Casa Rosada. Adelantó que saldrá otro capítulo del informe sobre la herencia K. Y dio detalles de la arritmia que sufrió el viernes

Macri confirmó que sacará las sanciones por revelar datos de los beneficiarios

Mauricio Macri brindó ayer con periodistas en Casa Rosada, donde quiso mostrarse en buen estado tras la arritmia, a tal punto que aseguró que el martes por la noche volvió a hacer deporte. En el comedor presidencial y frente a una veintena de periodistas el mandatario aceptó cambios en la ley de blanqueo, en especial sobre el polémico artículo 85, que impone penas de cárcel para quienes divulguen los nombres de los beneficiarios.


Tal como adelantó El Cronista, el Presidente sostuvo que "está en debate" el artículo 85 del mega proyecto de blanqueo de capitales y jubilaciones, que en su versión original establece que los funcionarios y los "terceros que divulguen o reproduzcan documentación o información de cualquier modo relacionada con las declaraciones voluntarias y excepcionales" del blanqueo "incurrirán en la pena prevista por el artículo 157 del Código Penal".

"El Congreso no tiene que aprobar el texto en forma definitiva", respondió el Presidente ante la consulta, aunque luego sostuvo que "también hay que respetar la privacidad de las personas" y hasta planteo una discusión de lo que es público y privado. En ese momento, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que estaba también en el brindis, vio que la respuesta de Macri no era convincente, y tomó la palabra: "Se puede modificar la redacción para ser más claro". Incluso manifestó que "nuestra intención no es perseguir a ningún periodista" y agregó que "hemos sido los más garantistas en ese sentido en la Argentina".

Peña quiso aclarar que la ley contemplará las mismas sanciones que el Código Penal para los funcionarios que violen el secreto fiscal, y abundó en que los periodistas quedarán fuera del proyecto de ley. El Gobierno abrió las puertas del comedor presidencial a los periodistas por el día en que se conmemora ese oficio. Macri quiso mostrar sus diferencias con el kirchnerismo sin mencionarlo: "Quién iba a decir hace un año que íbamos a estar en un agasajo como este en la Rosada pudiendo compartir minutos con armonía y tranquilidad". Además, se las ingenió para contar que en breve va a salir un nuevo capítulo de "El Estado del Estado" que relata la herencia que recibió del kirchnerismo.


En el medio del salón, sobre la mesa del comedor, quedaron las bandejas de brownies y alfajores, intactas. Macri habló con una copa de champagne en la mano y detalló la arritmia que sufrió el viernes pasado. "Entré a la entrevista y ya tenía una agitación. Le dije al médico: "está como rápido (el ritmo cardíaco)". Pero no quería cortar con mi trabajo", contó. "Pensé que era una pavada, que iba a pasar. El médico me recomendó internarme y hacer un pequeño cortocircuito (en alusión a una cardioversión eléctrica) para que vuelva a su frecuencia. Yo me negué y discutí, pero bueno... entendí que era lo mejor. Después me fui a mi casa, dormí y al otro día trabajé", contó en pleno brindis. En esa línea, también quiso mostrar que ya estaba recuperado y dijo que el martes por la noche "hice deporte".


Por otro lado, a pesar de que no estaba previsto un ida y vuelta con los periodistas, Macri se quedó a responder por unos minutos y tuvo que hablar sobre el "segundo semestre". "Va a bajar la inflación en breve", prometió. En cambio, abrió más el paraguas para la llegada de inversiones.

Respecto a los dichos de Elisa Carrió, de que hay sectores que quieren perjudica al Gobierno, el Presidente sostuvo que hay "una pequeña minoría de argentinos que se aferró al poder y a los privilegios".