Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri cambió de opinión y hoy participará del acto por la AMIA

El Presidente iba a colocar una ofrenda floral. Pero familiares reprocharon que no presenciara el homenaje. Otro gesto para diferenciarse de Cristina Fernández

El presidente Mauricio Macri hoy asistirá al acto central de la AMIA, en conmemoración a las víctimas del atentado que dejó 85 muertos en 1994, y marcará otra diferencia con la gestión de Cristina Fernández, quien desde la firma del Memorándum con Irán (2013) tensó la relación con la comunidad judía.
Hasta ayer Macri había anunciado que iría a colocar una ofrenda floral a la AMIA a las 8:30. Pero por la tarde cambió de decisión y participará del multitudinario acto sobre Pasteur 633, donde los funcionarios compartirán la calle con los familiares de las víctimas. "La ofrenda iba a ser un acto más individual mientras que participar de la conmemoración es un acto colectivo, frente a toda la sociedad", explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
En tanto, cerca de Macri evaluaron que debía participar del acto ya por el simple hecho de que "tiene que volver a mostrar su compromiso con la AMIA y, a diferencia de Cristina, no tiene problemas con la comunidad por lo que puede participar en este escenario".
Por otro lado, el Presidente recibió críticas de familiares de la AMIA por ir solamente a dejar una ofrenda a la institución. Sofía Gutemberg, madre de Andrea, quien a los 28 años murió en el atentado, advirtió a la Agencia Judía de Noticias (AJN): "No alcanza con que el presidente Macri vaya antes a colocar un ramo de flores, necesitamos que nos acompañe". Gutemberg será una de las oradoras en representación de familiares de las víctimas del ataque, quienes reclaman al Gobierno mayor compromiso para esclarecer el atentado.
El Presidente, además, compartirá la calle Pasteur con sectores de AMIA muy críticos con el líder del PRO. Tal es el caso de Sergio Burstein, miembro de Familiares y Amigos de Víctimas del Atentado contra la AMIA, quien denunció a Macri en 2009 por escuchas ilegales, una causa que afectó al ex jefe de Gobierno porteño durante los últimos cinco años.
Desde las instituciones judías resaltaron que Macri participe del acto. "Hace 5 años que un Presidente no venía al acto, así que eso lo valoramos. También destacamos que hayan elevado a rango de Secretaría de Estado a la Unidad Especial de Investigación de la Causa AMIA (que ocupa el radical Mario Cimadevilla. Ahora bien, la voluntad es importante pero el objetivo son los resultados", advirtió también el titular de la DAIA, Ariel Cohen Sabban.
La última vez que un Presidente participó de la conmemoración fue Cristina Fernández, en 2011. Al año siguiente la mandataria se ausentó porque viajó a Bolivia y en 2013 su relación con la comunidad fue más que tensa por la firma del Memorándum con Irán, que proponía un interrogatorio en Teherán a los sospechosos del atentado.
Ya desde la campaña Macri buscó el guiño de la comunidad judía y marchó junto a la DAIA y la AMIA durante el acto por el fiscal Alberto Nisman, quien murió en enero de 2015.
Diferenciarse del kirchnerismo con este tipo de gestos es una línea que trazó la gestión de Cambiemos desde que llegó al poder en diciembre. Así, Macri viajó al Foro de Davos en enero, y hace tres semanas participó de la Alianza del Pacífico. Para sumar a la lista, en dos semanas, el Presidente participará en la Exposición Rural de Palermo.
Macri estará acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti, los ministros Patricia Bullrich (Seguridad), Carolina Stanley (Desarrollo Social), Sergio Bergman (Ambiente), así como por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y el diputado Waldo Wolff. La vicepresidenta ayer fue oradora del primer Foro Global contra el antisemitismo junto al director del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman. "No puede seguir existiendo una comunidad religiosa que eduque para el odio", planteó Michetti en la cena.