Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri arengó a la tropa propia: "Son el mejor equipo en 50 años”

Él y Vidal juntaron a ministros, funcionarios y legisladores en una reunión de Gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner. Volvió a prometer bajar la inflación y pidió dar “una batalla durísima contra el narcotráfico”.

Macri habló junto a Vidal en el CCK.

Macri habló junto a Vidal en el CCK.

“Nunca un equipo de los que me tocó armar en mi vida en Boca y en la Ciudad arrancó tan bien como este”. Con esa comparación, el presidente Mauricio Macri arengó hoy a la “tropa propia” en una reunión de gabinete ampliado que encabezó junto a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, junto a ministros, secretarios y legisladores del PRO… en el Centro Cultural Kirchner.

Macri evaluó hoy que su gestión “arrancó muy bien” después de encontrar “un Estado desmantelado, sin planeamiento, desquiciado, cargado de  corrupción y de improvisación” que hizo la tarea de Gobierno “mucho más dura” que lo esperada, y se jactó de encabezar “el mejor equipo  de los últimos 50 años”.

El presidente volvió a dar por hecho que en el segundo semestre van a empezar a verse “resultados claros” de las políticas para bajar la inflación, a la que otra vez describió como “un impuesto perverso que pagan los más pobres” y “una estafa” que hacen “los gobernantes a la gente que le creyó”.

Macri les pidió a los suyos “mover el elefante en la dirección correcta”, que impulsen “cada  expediente” y que no les dé lo mismo “atender el pedido de un compañero de tarea”. En la misma línea, Vidal exhortó a los funcionarios a hacer “lo que no se ve” para mantener en marcha las políticas públicas.

En su discurso, Macri insistió en la necesidad de “dar una batalla durísima contra el narcotráfico” y, tras advertir que la cuestión de la seguridad fue “terriblemente abandonado hace más de una década”, también remarcó que hay que “devolver el respeto, el apoyo y la profesionalidad a las fuerzas de seguridad”.