Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri aflojó la tensión con la UCR y van por Massa y el Peronismo Federal

Recibió a los diputados y senadores de Cambiemos para ajustar el armado parlamentario y limar rispideces con los radicales, que siguen reclamando más lugar

Macri aflojó la tensión con la UCR y van por Massa y el Peronismo Federal

Tras las tensiones y la cena en Olivos para recomponer el vínculo, llegó la calma. El presidente Mauricio Macri logró contener a los diputados y senadores de la UCR que cuestionaban algunas de sus decisiones y la forma de relación entre los bloques parlamentarios y, al menos por el momento, parece haber aplacado las voces rupturistas que comenzaban a surgir en el Congreso. Y, como toda relación floreciente, decidieron ir por más: el radicalismo será parte del operativo de seducción que el Gobierno viene desplegando sobre los legisladores que responden a Sergio Massa y a Adolfo Rodríguez Saá, para asegurarse una mayoría al menos en la Cámara de Diputados.


"Estamos ayudando a conformar las mayorías necesarias", aseguraron ayer en el Comité Nacional de la UCR respecto de la situación actual del interbloque Cambiemos, luego de que trascendieran varios malestares de legisladores radicales por los pocos lugares que hubo para la UCR en cargos de relevancia en el Congreso, escenario sumado a que varios de los despidos dispuestos por la vicepresidenta Gabriela Michetti en el Senado afectaron a asesores del bloque.


Para poner paños fríos, Macri tomó varias decisiones seguidas. Primero aceptó que el cordobés Mario Negri conduzca el interbloque de Cambiemos en Diputados, que fue formalizado este miércoles con 91 legisladores. Y después, el mismo día, invitó a todos los diputados y senadores del espacio a cenar a Olivos.


"No fue una reunión de agenda formal, sino de convivencia para conocernos antes de comenzar el período parlamentario", contó al respecto Negri en declaraciones a AM 950 Belgrano, quien reconoció que en el espacio "hay discusiones naturales" pero enfatizó que "con Macri está todo bien". De todas formas, según consignó la agencia DyN, en el entorno del titular de la UCR, José Corral, reconocieron "opiniones diferentes" dentro del partido respecto al vínculo con el Gobierno en la toma de decisiones porque no existe instancia de "consulta previa" entre el PRO y la UCR, aunque subrayaron la "integración real del partido en la gestión" y alentaron al éxito de Cambiemos para que el radicalismo crezca territorialmente. "Hay muchas veces una neurosis de que alguien nos está perjudicando", confiaron.


Desde el Comité Nacional intentan apaciguar las voces críticas respecto a las últimas medidas de Macri, como la eliminación de las retenciones a las mineras. En ese sentido, Corral encabezó el martes un encuentro con al menos 70 funcionarios radicales, los ministros Ricardo Buryaile (Agroindustria), Julio Martínez (Defensa) y Oscar Aguad (Comunicaciones), el gobernador Ricardo Colombi y el ex senador Ernesto Sanz. "Somos parte de un Gobierno al que apoyamos, pero sin dejar de decir lo que pensamos, porque esa es también nuestra función", afirmó Corral ese día.


El radicalismo quiere marcar su posición respecto al discurso del Presidente en el inicio de sesiones ordinarias del 1´ de marzo y espera que haya "lo antes posible" datos oficiales sobre la inflación. Al mismo tiempo, el partido respaldó medidas como el "manejo austero monetario, una mayor transparencia del mercado y el control de formadores de precios".