U$D

SÁBADO 20/04/2019

Macri abrió la puerta para discutir retenciones a exportaciones del campo

El Presidente viajó al polo agroindustrial. El tratamiento impositivo de la soja y subproductos fue uno de los ejes, junto al biodiesel y mercados para la harina

Macri encabezó la primera mesa de la cadena de la soja en Timbúes

Macri encabezó la primera mesa de la cadena de la soja en Timbúes

Más de dos horas estuvo ayer el presidente Mauricio Macri con los representantes de la cadena de la soja. Se trataron una quincena de temas relacionados con la productividad, los mercados y la logística del complejo que es el principal exportador y generador de divisas del país. Y en medio de la perspectiva de una mejor cosecha, tras la sequía del año pasado, la discusión por las retenciones no podía faltar.

Macri volvió a dejar en claro que los derechos de exportación le incomodan, pero insistió en que la situación del país no le permite dejarlos de lado, que son necesarios para equilibrar las cuentas. Fue en ese punto en el que se puso sobre la mesa la disputa por el diferencial de retenciones que tenían los subproductos respecto del poroto de soja sin procesar hasta agosto pasado.

Ese diferencial (que era de 2 puntos porcentuales) fue eliminado y en septiembre cuando se instalaron las nuevas retenciones para todas las exportaciones, el complejo sojero quedó encuadrado en "productos primarios" por lo que tanto el poroto sin procesar y sus derivados (harina, aceite y biodiesel entre otros, tributan $ 4 por dólar embarcado).

Para la industria aceitera, la pérdida de ese diferencial dañó la competitividad del sector y puede derivar en lo que llaman la "primarización" de las exportaciones sojeras, lo que dañaría a la industria, el ingreso de divisas y las arcas del Estado vía menos retenciones.

Ese argumento no es compartido por toda la cadena. Incluso tampoco por funcionarios nacionales que fueron los que propiciaron el fin del diferencial.

Y así quedó en evidencia en el encuentro encabezado por Macri. "Nuestra postura es diferente con relación al diferencial, al tratamiento impositivo, básicamente por el problema que generan las retenciones. Se lo manifestamos al Presidente y quedamos en trabajar sobre ello, especialmente en un diferencial que para nosotros no debería existir", explicó Daniel Pelegrina, de Sociedad Rural (SRA), al sintetizar lo que es la otra campana en esta disputa.

Con las posiciones sobre la mesa (en el marco de un diálogo muy respetuoso según comentaron en las cercanías de los funcionarios participantes), se acordó que se va a analizar una eventual baja de $ 4 $ 3 por dólar exportado para la harina y el aceite de soja, tal como el que alcanza a las ventas externas de productos manufacturados o derivados de los cereales, como la harina de trigo.

Según pudo reconstruir El Cronista, los privados -exportadores y también productores- deberán preparar un propuesta para elevar al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y a su par de Producción, Dante Sica. El encuentro se realizaría después de mediados de marzo y será clave para analizar el costo fiscal que implicaría un cambio la alícuota para los subproductos.

"Estamos entusiasmados. El Presidente tomó nota del tema, porque entiende que hay una distorsión impositiva y abrió la perspectiva de analizar con los ministros una solución que nos permita recuperar el espacio perdido en materia de exportación con valor agregado," remarcó el presidente de CIARA/CEC, Gustavo Idígoras.

Durante el encuentro, del que participaron 40 personas entre funcionarios y referentes de la cadena sojera, también se hizo foco en los mercados para los derivados del poroto. Se festejó el acuerdo por el cual se podrá exportar biodiesel a Europa con arancel cero.

A la vez se enfatizó en la necesidad en que el Gobierno siga trabajando para lograr la reapertura de Estados Unidos para el combustible verde, cerrado desde agosto de 2017 en una investigación que está desde noviembre último en proceso de revisión por parte de la administración de Donald Trump a partir de los cambios en el esquema de retenciones local.

Macri y los empresarios repasaron también los desafíos para los subproductos "estrella" de la soja, la harina y el aceite. Tras el acuerdo cerrado con India para venderle 30% más aceite, se habló en el encuentro en Timbúes de las negociaciones con China, que retomó las compras de aceite, para que abra su mercado a la harina de soja local.

Esa negociación, iniciada en mayo del año pasado por el ahora secretario de Agroindustria Luis Etchevehere cuando era ministro, sigue su marcha, aunque lenta, reconocieron fuentes oficiales.

Había expectativa de que hubiera un acuerdo en ocasión de la visita de Estado que el presidente chino Xi Jinping hizo en diciembre a Buenos Aires, pero se postergó. Ahora, se analizará realizar una nueva misión a Beijing para intentar avanzar en ese sentido.