Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri: “Ni Antonia va a tener privilegios en la Argentina”

Fue durante una entrevista televisiva, en el momento en que fue consultado sobre las insistentes críticas de la diputada Elisa Carrió sobre el papel que juegan en su administración dos personas muy cercanas al primer mandatario, como el empresario Nicolás Caputo y el presidente de Boca, Daniel Angelici.

Macri: “Ni Antonia va a tener privilegios en la Argentina”

El presidente Mauricio Macri ejemplifico hoy con su propia hija menor su aspiración de que la Argentina sea “un país donde no haya privilegios para nadie”. Según el primer mandatario, ni “Antonia”, su pequeña hija, va a tener “privilegios”, dijo, al tiempo que abogó por una sociedad donde rija “la igualdad de oportunidades”

Macri incursionó en este terreno en el tramo de una entrevista televisiva donde se lo volvió a consultar sobre los cuestionamientos que recibió de la diputada Elisa Carrió sobre sus vinculos con el actual presidente de Boca, Daniel Angelici y el empresario y contratista de obra pública, Nicolás Caputo, a quien el jefe de Estado llama “un amigo del alma”. Lilita considera que Angelici es un operador judicial y sostiene que Caputo no debe participar en licitaciones para contrataciones en el Estado.

Macri se reunió esta tarde con la líder de la Coalición Cívica, con el telón de fondo de nuevas críticas de la legisladora hacia Angelici y Caputo, a las que sumó frases fuertes relacionadas, en este caso, con el ajuste, al que calificó de “brutal” tras que se conociera que habrá significativos aumentos de agua, gas, telefonía y transporte.

El jefe de Estado se esforzó por ser diplomático con Lilita. Sin embargo no dudó en considerar un “disparate” la propuesta de la diputada en el sentido de que el empresario Nicolás Caputo, amigo del Presidente y contratista de obras públicas, tenía que “vender sus empresas”.

Macri intentó salir mediante un chiste de la encerrona que le transmitieron los periodistas de A dos voces que lo entrevistaron en TN, cuando le recordaron que Carrió le había planteado que tenía que elegir entre ella y Angelici: “Ella está quemadita, muy linda... si tengo que elegir...”

Luego volvió a ponerse serio y tras elogiar a la fundadora del ARI, con quien dijo compartir “valores de la Argentina que queremos”, señaló que “ella tiene una visión en la que muchas veces no entiende los procesos de cambio cultural que necesita la sociedad”. Y luego remató: “Yo no necesito operadores, solo quiero que la Justicie actúe como tiene que actuar, con libertad e independencia”.

“Carrio es una aliada, que yo quiero y respeto”, sintetizó Macri.

“Ni Antonia va a tener privilegios en esta Argentina”, graficó Macri y advirtió que “no va a existir una persona que, de la nada, se haga rico y poderoso”. Los periodistas inmediatamente le señalaron si lo que estaba diciendo era que “no iba a existir un Lázaro Báez”. El Presidente declinó hacer nombres.

En el plano económico Macri señaló que el país y su economía se encuentran en una etapa de reordenamiento “dura”, que “estamos tratando que no afecte a los que menos tienen”.

“A mí me preocupa que este reordenamiento sea lo menos duro posible”, dijo, tras terciar semánticamente en que no hay “ajuste” sino “reordenamiento”.

“No teníamos luz porque la luz era gratis, lo mismo el agua y el gas”, justificó el primer mandatarios los aumentos tarifarios.

Y señaló que “estamos trabajando para rebajar el IVA a la canasta familiar”.

Según Macri, en el segundo semestre la inflación estará más cerca del 1%. Advirtió, además, que también en esa etapa del año la Argentina experimentará un sendero de crecimiento.

En el plano de la autocrítica, reconoció que en su “ansiedad por hacer muchas cosas y rápido, nos salteamos etapas y actuamos sin el diálogo suficiente”. Aunque no dijo a qué se refería puntualmente y tampoco se lo preguntaron, podría intuirse que, de esta manera, se refirió a la designación de jueces para la Corte por decreto y otras medidas que no pasaron por el Congreso.

Sobre Ganancias, el Presidente dijo que “vamos a acompañar el cambio en las escalas” pero insistió, aunque no lo dijo explícitamente, que no quiere que esto se produzca este año. “Se tiene que hacer gradual, las escalas tienen que cambiarse pero en una forma que pueda financiarse”.

Macri dijo que no le pedirán plata prestada al FMI, aunque ratificó que se acogerán a las disposiciones del artículo IV, que habilita al organismo a auditar los números del país. Respecto del dólar aseguró que “nos tenemos que acostumbrar a que el dólar va a fluctuar”.